Salte la navegación

Category Archives: Figuras del blueencastellano.



Recogemos algunas entrevistas e impresiones del nuevo discazo que nos entregan los DelTonos ( 25 años en la carretera)………gracias siempre Hendrik.¡¡¡¡( esperamos no menos de 20 discos mas…).

El PASADO lunes 12 de diciembre, la formación cántabra puso a la venta La Caja De Los Truenos, un trabajo que se publicará en formato digital, en CD y en vinilo de 12 pulgadas.

Los Deltonos: Y punto.

Descubrir el genial disco Tres Hombres Enfermos a los 17 años es algo por lo que se ha de dar las gracias. Gracias, Daniel y Óscar. En pleno zambullimiento en el rock and roll el oído aún no está del todo educado y te afanas en buscar sobre todo decibelios para llamar la atención, pero aún a esas alturas, tras escuchar por primera vez a Los DelTonos sabes que ha llegado a tus manos/oídos algo jodidamente bueno. No les perderemos de vista.

Han pasado algunos años y por fin llega la oportunidad de verles en directo. Una asignatura pendiente que he tardado demasiado tiempo en convalidar pero como se dice, ‘nunca es tarde…’ El lugar: Sala Caracol (siiii… yaaaa… es que vivo al lado, joder!). El motivo: la presentación de su nuevo trabajo ‘La Caja de los Truenos’, ya a la venta en la web oficial de la banda. La hora: la de siempre. La cerveza: fría. Hoy toca blues-rock del bueno, y por si no lo sabías los tres miembros Dixie Town tratan meterte en situación con un buen repertorio de blues añejo. Los de Vigo sonaron bien, y con la Thunderbird sonaron mucho mejor. Cosas de las cuerdas.

Poco después de las diez y media, desde Muriedas (Cantabria): Los DelTonos. Pase lo que pase la constante de la ecuación sigue siendo él, Hendrik Roever. Camisa de cuadros y muy lejos de parecer una estrella. Los Tres Hombres Enfermos ahora son cuatro y desde el primer momento suenan redondos, compactos, puros… Se podría intentar poner una etiqueta a esta banda, pero es difícil acertar con una sola. Rock? Blues? Rhythm & Blues? Bluegrass? Country? Pues de todo un poco, para que no te aburras. O quizás esa puede ser la esencia de Los DelTonos, la naturalidad de su música, de una banda que toca lo que apetece tocar según el momento.

Cada canción suena distinta a la anterior, pero con mucho criterio. Los cuatro instrumentos se ajustan como nos mola, ninguno destaca. La sección rítmica es simplemente perfecta y los solos y la voz de Hendrik no suenan por encima, sino integrados perfectamente en la canción. A la tercera va la vencida y ‘El Espíritu de la Montaña’ nos confirma que La Caja de los Truenos no es uno de esos experimentos con sonidos raros y cambios radicales de estilo. DelTonos siguen siendo ellos.

Esta primera parte del concierto nos transporta directamente a las carreteras americanas de largas rectas, más conduciendo un pedazo de camión que cabalgando a pelo una HD. Parando a engrasar con bourbon nuestras penas contra una barra de bar. Pasamos de un estado a otro según la canción. A Hendrik le falta intercambiar la empuñadura de la guitarra y alternar tocar indistintamente como zurdo y como diestro, porque cada solo es una exhibición, se atreve con el acero sagrado (pedal steel guitar), se gusta con el slide, y todo ello acompañando con su pedazo de voz.

Me llama la atención que el volumen sea cada vez más suave. Ni bajo, ni flojo. Suave. Uno se fija en cómo batería y bajo acarician a la canciones. Las abrazan. No sé si he escuchado alguna vez una sección rítmica así. La segunda guitarra se solapa con la principal a la perfección. Se destapa ‘La Caja de los Truenos’ y se cambia un poquito hacia temas más rockeros. Suenan piezas de todo el repertorio, y los DelTonos tienen repertorio, creéme. Pero a la hora de escuchar a los cántabros, guárdate un par de neuronas para prestar atención a las letras. Poesía de tugurio, de ‘lugar correcto pero hora equivocada’. Me quedo con una frase cuando me centro en la lírica: ‘todas las mujeres sois iguales, pero tú pareces la peor’. Siempre aparece este desamor en las composiciones de Roever, casando perfectamente con la música.

Cuesta entender de nuevo como una banda así no ha llegado más lejos (lo mismo no han querido, oye). Nivel musical altísimo sin caer en el virtuosismo porque sí y letras cercanas en español. Pero estamos acostumbrados a preguntarnos este tipo de cosas, no?

Suena la genial Horizonte Eléctrico, versión española de Sweet Louisiana Sound de Billy Pilgrim, y creo que luego se despiden con ‘Todavía no sabes mi nombre’. Clasicazo. He escrito ‘creo’ porque si te digo la verdad perdí la cuenta de las veces que se despidieron: Somos los DelTonos, gracias por venir y si queréis otra, pedidla. La pedimos.

Andrés Muñiz vuelve a subir al escenario (ya estuvo al principio del concierto) tras la guitarra acústica de Hendrik (faltaba esa variedad de guitarra, tú!) y sosegamos de nuevo para volver a bailar después. Improvisación a la guitarra. Escucha. Y pedimos otra y otra (canción) porque nos da la sensación de que estos señores podrían estar tres horas tocando sin despeinarse. Pero no. Ya va siendo hora. Insisto en que se me mezclan los temas, pero me quedo con ‘No, Señor’ de nuevo del primer disco para terminar. Somos Los Deltonos: Feliz Navidad.

Geniales.

FUENTE:http://chemisanchez.wordpress.com/2011/12/15/los-deltonos-y-punto/

Anotacion de Troy McClure :

P.S.: hasta 3 bises hicieron. Si no me equivoco, el repertorio fue:

1. Repartiendo (Buenos Tiempos)
2. Como Decía Yo (Sólido)
3. El Espíritu de la Montaña (La Caja de los Truenos)
4. Yo Puedo Sacarte de Aquí (Si Quieres) (Buenos Tiempos)
5. Revolución (Buenos Tiempos)
6. A Qué Vino Volver (La Caja de los Truenos)
7. Discotheque Breakdown (Buenos Tiempos)
8. La Caja de los Truenos (La Caja de los Truenos)
9. Brindemos (GT)
10. 30 días (Buenos Tiempos)
11. El Sector de los Milagros (La Caja de los Truenos)
12. Nadie Me Conoce (Bien, Mejor)
13. Elvis (GT)
14. No Por Nada (La Caja de los Truenos)

PRIMEROS BISES
15. Lo Que Parece (La Caja de los Truenos)
16. Horizonte Eléctrico (Sólido)
17. Todavía No Sabes Mi Nombre (Tres Hombres Enfermos), haciendo un medley con el Treat Her Right de Roy Head

SEGUNDOS BISES
18. Arrested For Driving While Blind (ZZ’s TOP).
19. No Señor (Tres Hombres Enfermos)
20. Escucha (Bien, Mejor)

TERCEROS BISES
N.P.I.

————————————–


lunes 19 de diciembre de 2011
Los Deltonos 16/12/2011 Bar La Alquitara – Béjar

Mira que hemos ido veces al Festival de Blues de Béjar, pero en ninguna ocasión terció ir a la casa madre de dicho evento, que no es otra que el Bar La Alquitara. Y qué mejor excusa para desquitarse que yendo a ver una de las grandes bandas nacionales, Los Deltonos, a los que hacía un montón de años que no veía en directo. Y mereció la pena el viaje y las aventuras posteriores que acontecieron.

La banda cántabra liderada por el incombustible Hendrik Röver presentaba su nuevo trabajo “La caja de los truenos”, gestado a lo Juan Palomo en sus propios estudios de Muriedas. Acudía al concierto sin haber oído ni una sola nota del disco, aunque contaba con el acertado asesoramiento del Rey del Mondongo, sabio donde los haya en estas lides y que no paraba de repetir que sonaba muy, pero que muy bien.

Y ya recogidos al calor de La Alquitara, tomamos posición en primera línea de combate para no perdernos ni un segundo de un gran concierto, donde fuimos transportados sin ningún esfuerzo hacia el oeste, unas veces a lomos de caballo y otras sobre los ejes de un trailer de gran tonelaje.
Personalmente, reconozco las canciones del anterior trabajo de la banda “Buenos Tiempos”. Se corean las aventuras de Andrés Muñiz en Repartiendo (que por cierto tienen continuación en el nuevo trabajo) o el himno que aparece en la genial Discotheque Breakdown, acompañadas de otras más íntimas como Yo puedo sacarte de aquí (si quieres).

Es ya conocida de sobra la habilidad de Hendrik con la guitarra, que acompañada de su particular voz le hacen inconfundible para nuestros oídos. Compañeros de lujo le secundan: Fernando Macaya a la guitarra (y no es manco tampoco), Pablo Z al bajo totalmente entregado e Iñaki García a la batería. Tienen la habilidad de combinar sonidos íntimos cuasi armónicos, perfectos para escuchar al calor de la chimenea, con ritmos endiablados y turbadores como si un potro desbocado te llevara directo al infierno.

Al finalizar el evento, nos hicimos con el nuevo disco y una camiseta conmemorativa, no sin antes hacernos una instantánea de recuerdo con Hendrik, muy amable y cercano en todo momento. Y de vuelta a casa un par de incidentes marcaron una noche donde la luna podría haber participado como protagonista en cualquier película de terror……….

Mientras escuchábamos en el coche La caja de los truenos, un zorro se nos cruzó en la carretera y a punto estuvo de pasar el umbral de la muerte, lo que sí está claro es que vio la luz al final del túnel. Y para finalizar y a escasos metros de nuestra morada, las Fuerzas de Seguridad del Estado nos dieron el alto y nos registraron de arriba abajo, perros incluídos. Pero como somos unos chicos muy legales (je, je, je) todo estuvo en orden y nos pudimos ir a casita a descansar repitiendo en nuestra cabeza un estribillo Deltoniano que describe a la perfección nuestra manera de pensar:

“Dame un porche mirando al mar,
una guitarra y una canción,
una cerveza y rock and roll
y no me veis el pelo más por aquí.”

Y para que quede buena cuenta de nuestro viaje, os dejo un video cortesía del Señor DGM con tres temas de la velada.

Anuncios