Skip navigation

Category Archives: blues en Peru

Cusco y el Blues con Phuru y la Banda Sin Nombre

Cusco es una ciudad netamente turística en el medio de Los Andes, y cómo tal la vida nocturna nunca termina. Los bares, discotecas, pubs y demás órganos que componen este animal nocturno que es Cusco se encuentran abiertos 7 días a la semana los 365 días al año. Yo nací allá pero ya hace más de 15 años que salí de la ciudad para vivir en Lima y, sin embargo, trato de regresar al menos una vez al año para pasar un tiempo con la familia y los amigos.

Una cosa que he podido ver, cómo el buen observador externo en el que me he convertido, es que la oferta musical en Cusco ha ido decayendo con el paso de los años de manera totalmente opuesta a lo que uno esperaría de una ciudad que crece bastante económicamente y que, gracias a su calidad de lugar de paso, es un lugar totalmente cosmopolita.

Anteriormente recuerdo haber visto grupos de todos los tipos, desde música japonesa, pasando por bastante blues y jazz, claro, música folclórica y algo más por allí. Pero en los últimos años el Reggae se ha convertido en amo y señor de la ciudad, de la mano de una “espiritualidad” cósmica y naturalista, dejando en calidad de casi extintos al resto de estilos musicales.

Hace unas semanas estuve de regreso a la ciudad y bueno, poco había cambiado. Sin embargo tuve la buena suerte y oportunidad de conocer y tocar mi armónica con “La Banda sin Nombre”, y ver que sí hay algo más que se está haciendo poco a poco para darle variedad a la escena musical de Cusco.

Esta banda no es estrictamente una banda de blues, es verdad, pues cómo me decían ellos, “acá, si uno quiere vivir de la música, hay que tocar de todo”, algo de Bob Marley, algo de rock en español, algo en inglés, y así uno se gana la vida. Sin embargo, siempre hay buen blues (Pappo está siempre presente) y rock n roll en sus shows.

Pero la verdadera mística de esta banda es cuando hacen lo que más les gusta: versionar temas de la tradición popular peruana con blues y rock n roll. Y es entonces que tenemos algo nuevo, algo que nadie en el Perú está haciendo. Esto es tomar canciones conocidas de diferentes estilos y reinventarlas al ritmo de blues y rock n roll y todo lo que uno pueda meter en estos temas y que suene bien.

Así, por ejemplo, para el último concierto en el que los vi tocar, en el Ukukus Bar, uno de los más grandes y antiguos bares del Cusco, tenían toda una batería de temas de este estilo. Allí por ejemplo estaba la canción “Cuando llora mi guitarra”, un vals criollo muy conocido, transformado en blues que al público le fascinó, con la guitarra de Phuru Pérez rompiendo con fuerza al ritmo de un blues bien marcado y sencillo como deben de ser los buenos blues; y “Ojos Azules”, un huayno, que es un tipo de música popular de los andes, que se lleva al estilo de un bossa blues, para terminar en un blues denso y compacto, amarrado con la canción “Adiós Pueblo de Ayacucho”, otro huayno.

Quizás, para la mayoría, todo lo que digo no tenga mucho sentido, pero vaya que yo y todos los presentes en este concierto estábamos más que emocionados. Habrá que darse una vuelta por Cusco y buscar en el barrio de San Blas a Phuru y la Banda Sin Nombre, y verán de lo que hablo.

Por Carlos Olivera Astete corresponsal en Peru.

http://www.bluesencastellano.org

Anuncios

El blues tomará por asalto Barranco del 25 al 27 de agosto en el Barranco Blues Festival, un encuentro cultural de primer nivel en las plazas emblemáticas del distrito.

Este año Barranco innovará con un evento musical nunca antes visto en nuestra capital, el festival de blues que traerá, en tres días, un acercamiento distinto a este género musical.

Este es un evento donde no solo veremos a los representantes más significativos del blues en Lima, sino en el que se busca abrir las puertas a todos los músicos con el sentimiento del blues, además de brindarles un espacio donde puedan presentar sus propuestas musicales.

Por Carlos Olivera Corresponsal en Lima.

Amig@s,
No se pueden perder un encuentro cultural de primer nivel como es el BARRANCO BLUES FESTIVAL 2011, del 25 al 27 de agosto en las plazas emblemáticas del distrito.

Presentaciones gratuitas para todos los amantes del Blues.

…¡¡Barranco, Capital de la Cultura!!

PROGRAMACIÓN BARRANCO BLUES FESTIVAL 2011

JUEVES 25
PLAZA BUTTERS
18:20- 18:50 Kike Blues (Perú-Chile)
19:00- 19:40 Monadas Band (Lima-Perú)
19:50- 20:30 Blues Project Rolling (Ecuador)
20:40- 2140 International Blues Band (Lima-Perú)

VIERNES 26
SAENZ PEÑA
18:20- 18:50 Reo Nerva(Lima-Perú)
19:00- 19:40 Cordom Blues (Lima-Perú)
19:50- 20:30 Texas Blues (Lima-Perú)
20:40- 21:40 Blues Unlimited (UK-Perú)

SABADO 27
PARQUE MUNICIPAL
18:20- 18:50 Diego Segura (Trujillo-Perú)
19:00- 19:40 Walter Alvarez (Lima-Perú)
19:50- 20:40 Marcos Maizel y los Galácticos (Lima-Perú)
20:50- 21:50 Ciudad Blues con Abel Salcedo, Carlos Espinoza, Buddy Dan (Lima-Perú) y Pete Schmidt (Canadá) y la cantante nacional Shantall Oneto!
22:00- 23:00 Lucho Peluka Nuñez Blues Band (Lima-Perú)

Lima blues

Que Lima está cambiando vertiginosamente no es un secreto. Los que vivimos acá lo podemos ver en el cuerpo de la ciudad. Las evidencias de la transformación se ven en las casas desaparecidas, en los antiguos solares que se esfuman sin dejar huella y los edificios altos y modernos que brotan en su lugar como geranios en los jardines. Pero una revolución más silenciosa (por paradójico que esto parezca) está también llevándose a cabo en la ciudad. Es el sonido de la urbe el que se transforma y aparecen, cada vez más, una diversidad musical que incluye a estilos antes invisibles o totalmente underground como el jazz y el blues.

Para quienes no lo saben en Lima, capital del Perú, la música ha sido y será siempre una parte esencial de la ciudad, desde la genialidad de Chabuca Granda, que compuso algunas de las joyas más interesantes de la música del nuevo continente y a la que músicos como Caetano Veloso han rendido tributo; hasta la maestría de Alex Acuña, percusionista que ha sido parte de Weather Report junto a Jaco Pastorius y Wayne Shorter.

Sin embargo, también es una ciudad donde, en los últimos 30 años, la escena musical ha ido desapareciendo y empobreciéndose y, como resultado, muy pocas propuestas se han creado en este tiempo. La riqueza musical de Lima de los años 60, con una cantidad enorme de bandas de diferentes estilos y con una calidad única, fueron desapareciendo con la llegada del golpe de estado y la instauración del Gobierno Militar a mediados de los años 70, el que incluso hizo regresar desde el aeropuerto de Lima a Santana, pues consideraba a su música como alienante. Luego, durante los 80, nos siguieron los años del terrorismo de Sendero Luminoso y la guerra interna y, como cereza, en los 90 la dictadura de Fujimori que censuraba toda idea de libertad de pensamiento. Así que los únicos movimientos musicales que sobrevivieron fueron aquellos underground, como el punk, que supieron mantenerse en los pequeños bares, casi clandestinos como el Averno en el centro de la ciudad.

En los últimos diez años, luego de la recuperación de la democracia en el 2001 y de la mano de una bonanza económica sin precedentes en el Perú, la escena musical en Lima ha comenzado a crecer; y sobre todo en los últimos años y gracias a algunos jóvenes entusiastas, hemos tenido no solo nuevas bandas sino nuevas propuestas, y estilos como el blues y el jazz que antes no estaban ni siquiera por asomo en la cartelera de propuestas de las noches limeñas, ahora son más y más comunes cada vez.

Para muestra un botón. En el transcurso del año 2010 y lo que va de este año 2011, se ha realizado el I Festival internacional de Blues de Lima y, por primera vez, la noticia de un evento internacional de blues aparecía en los diarios con músicos de Argentina, Brasil, el Reino Unido y Perú compartiendo escenario. El resultado fue un evento que tuvo una increíble afluencia de público y demostró que el blues está presente y vigente en nuestra ciudad. A principios de este año también se ha inaugurado un programa radial, Sargento Feeling Blues, que tres días a la semana nos trae lo mejor del blues, algo que antes tampoco había y parecía inimaginable.

Además, el 2011 se inició con blues, con un ciclo de este género en “La Noche de Barranco”, uno de los bares más importantes de la ciudad durante todo febrero, y lo mismo se dio en el Cocodrilo Verde, otro prestigioso bar, con los martes de blues que comenzaron en febrero y continúan hasta hoy. El sábado 2 de marzo se Realizó el Festival de Jazz & Blues, que tuvo una sesión maratónica con grandes artistas de ambos géneros, entre ellos Ciudad Blues, y la Pro Blues Band, posiblemente las bandas de blues que más tocan en la escena limeña.

Así que la escena de blues, poco a poco, se va formando en esta ciudad. ¿Qué es lo que falta? Pues creo que lo que hace falta es que haya más lugares donde tocar y que se apueste más por esta música, pero también que hayan nuevas propuestas, bandas que hagan su propio estilo, que compongan y trabajen sus temas, pues hasta ahora lo que hay son excelentes músicos tocando temas clásicos.

Quedamos a la espera, pues, los fans del blues en Lima, a ver qué de nuevo nos trae el futuro…..

Carlos Olivera Astete
Corresponsal en Peru.
http://www.waterbabiesjazz.blogspot.com/

Salas que apoyan el blues en Peru:
http://lanochedebarranco.blogspot.com/
http://www.cocodriloverde.com/

Recuperamos una entrevista realizada en peruradioblues / CROSSROAD año 2009 , por considerarla parte de la historia actual del blues peruano.

ENTREVISTA A: FRANCISCO “DEDOS MAGICOS” CHIRINOS

Francisco Chirinos, músico y cantautor nacional de Blues (además de otros estilos similares) de preciso conocimiento y perfecta comunión vocal. Concedío para CROSSROAD esta entrevista que nos permite acercarnos más hacia su persona y su arte.

Mucho gusto Francisco ¿Cómo defines tu estilo musical?Una mezcla de inspiraciones orientadas hacia las raices.

¿Cuáles consideras tus principales influencias? ¿Algún disco (o discos) que marcaron tu carrera como músico?
Como mucha gente yo descubrí el Blues por medio del Rock & Roll de los 50’s y 60’s que básicamente se nutre de los blues. Eric Clapton fue uno de los que más llamó mi atención. Le tengo un cariño inmenso al “Unplugged” porque ese fue el disco que me abrió las puertas a un vasto universo de artistas como Muddy Waters, Son House, Jesse Fuller, Robert Johnson. Recuerdo que ese fue el momento en el cual empece a rastrear el origen de la música de Bob Dylan, Rolling Stones, Cream y de otros artistas que para mi eran lo más increible que había escuchado. Entonces llegue a Howlin’ Wolf y Muddy Waters. Sigues la carrera en retroceso y llegas a Robert Johnson y Johnny Shines. Retrocedes más y te das cuenta que Robert Johnson se influencio de Charlie Patton, Son House, Lonnie Johnson. Continúas y llegas a grabaciones de tipos que tan sólo grabaron un par de canciones, nombres y estilos que han quedado en el olvido. La fusión que hizo el Blues es muy probable que tenga sus origenes en la mezcla de culturas que se dío en el sur de los Estados Unidos a mediados del siglo XIX. Esclavos negros que provenían del África y emigrantes irlandeses y de Europa en general. En ese momento se produce una especie de comunion entre estas dos culturas, ambas marginadas. Instrumentos, estilos, rituales, himnos, danzas… Todo se produjo naturalmente, una fusión “natural”. Por un lado el Blues por otro el Bluesgrass, Country, el Jazz, etc. El Blues se nutrió a su vez de estos distintos estilos que se iban conformando paralelamente a su propio proceso.
Tengo influencias concretas, artistas y bandas que me deslumbraron y continúan deslumbrándome como: Son House, Robert Johnson, Hank Williams, Buddy Holly, Blind Willie Johnson, Michael Broomfield, Ray Charles, Bukka White, The Band, Albert King, Louving Brothers, George Jones, Bob Dylan, Bill Monroe, BB King, la lista es vasta.
Creo que el asunto es que amo todos los géneros de origen norteamericano, el Blues, el Gospel, el Bluegrass, el Country, el Soul, el Jazz, el Rock and roll. Amo su historia y la forma como se retroalimentan.
Uno de los discos que me hizo encerrarme y no salir hasta poder emularlo fue uno llamado “Before the Blues” del sello Yazoo son 3 cd’s una recopilación increible de música grabada entre los 20’s y 30’s. Ese disco me hizo entender todo lo demás.

Hablanos, por favor, sobre los instrumentos que tocas.
Básicamente me valgo de 3 guitarras y de las armónicas. Una Martin 000-28, que es buena para el finger pickin’ y la uña (flay pickin’) un instrumento excelente. Tengo también una Ibanez recontra vieja, construida en los años 60s, no es una buena guitarra desde el punto de vista técnico ya que es de maderas laminadas pero es excelente para el slide, esa la mantengo en afinaciones abiertas. Por otro lado esta la SG Gibson para el Blues enchufado, últimamente es la que más estoy tocando. Estoy prendido de Albert King y BB King.

¿Cómo compones una canción? ¿Alguna fuente de inspiración?

A veces ciertos sentimientos confluyen y de repente algo natural surge. Generalmente parto de los acordes, luego la melodia vocal, luego la letra y finalmente la estructura. Aun que el orden del proceso puede cambiar. Hay canciones que vienen hacia ti como chispasos inconcientes y otras a las que hay que ponerle más trabajo. Hay otras en las que me siento solo o con alguien y digo: – Ya, compongamos una canción -.
A veces vienen solas otras hay que invocarlas.

¿Y en la parte lírica tienes alguna influencía literaria?

Básicamente pesía popular. El lenguaje del Blues siempre me ha caido bien. La carretera, el polvo, la soledad, el desierto todas esas imagenes frecuentes en el Blues. Bob Dylan tiene una influencias permanente en mi, musical y lírica. Las letras de Dylan también se nutren de esas imágenes pero por supuesto con una maestría que no tiene par.

Explícanos ¿Por qué le pusiste de nombre “Dance” (2008) al que es hasta el momento tu último trabajo discográfico?

“Dance” es el nombre de una de las canciones del disco. Creo que decidí llamar al disco “Dance” por el poder del significado de esa palabra. Por otra parte la palabra en si tiene magia y resonancia. Creo que no hay nada más allá de eso.

¿Qué diferencias podrías encontrar entre tus 2 trabajos “Dance” y el anterior “Blues de la taza de lata”?

Son dos etapas completamente distintas. En “Blues de la taza de lata” reuní concientemente canciones de otros y un par de poemas de William Blake a los cuales les compuse una melodía. En esos años no escribía mis propias canciones sólo recreaba canciones viejas, básicamente blues y les trataba de dar otro espiritu, exactamente como lo que solía hacer Bob Dylan en sus primeros años. En muchas de las canciones cambié completamente los acordes y la estructura, supongo que quería cubrir mi carencia de composiciones con ese método. La grabación fue arcaica pero efectiva. Guitarras acústicas, voces, armónicas, kazoo. Me hice overdub con la guitarra y las armonías vocales y la cosa suena como un trío o un cuarteto acústico y bien tradicional.
Cinco años separan al “Blues de la taza de lata” de “Dance”. Durante esos años compuse muchas canciones y me nutrí de mucho Country. Formé una banda llamada “Los caballos perdidos” (Manuel Bocanegra al bajo eléctrico, Edwin Perales a la guitarra eléctrica y yo a la voz, guitarra acústica y armonicas) que acabó por disolverse durante la grabación del disco. Algunas de las canciones de “Dance” vienen de la época con “Los caballos perdidos”. Manuel Bocanegra toca el bajo eléctrico, Edwin la guitarra eléctrica y yo me encargo de las guitarras acústica y eléctrica, de las voces, de la mandolina, la batería y la armónica.
Comparado con “Blues de la taza de lata”, “Dance” fue un trabajo colectivo y de estudio, los arreglos se hicieron durante el proceso de grabación y hubo cierta experimentación. Todas las canciones son propias a excepción de un poema de William Blake. No hay ningún Blues explícito en “Dance”.

¿Sobre que hablan tus canciones?

Mmmm… amor, desamor, perdida, polvo, claros de luna, caminos buenos, caminos malos, amistad, música, poder, impotencia, niñez, despecho, danza, la lista es bien larga.

¿Por qué mayoritariamente tocas con la guitarra acústica?
Porque es una buena compañera y el sonido te lo pegas al cuerpo. Más allá de eso, que es la razón de importancía básica, mi relación con las acústicas es fuerte porque me obseciona su historia, las maderas, quienes la construyeron, los distintos timbres y modelos. El sonido de las guitarras acústicas mejoran con el tiempo. Eso me gusta.

Me gustaria que explicaras tu relación con este celebre poeta ingles William Blake ¿Cómo entra en tu música? ¿Quizá le encuentras alguna relación con el Blues?
William Blake viene a mi por medio de Bob Dylan por Jack Kerouac y otros poetas. Por ahi lo conocí. Ellos hablaban de este poeta de poderes místicos y visiones que junta al cielo y el infierno como dos polos opuestos que se necesitan el ,uno al otro para poder existir. Desde que empece a leer a William Blake sentí que calzaba conmigo “Sunflower”, “The little vagabond”, “The angel”, “The little boy lost” son poemas que siempre me acompañan. Si bien muchas filosofías predican sobre las ideas de William Blake, él lo hace con poesía, métrica, rima, intimidad, grabados y color.

El Blues tambíen lo hace de un modo muy particular. Luz en la oscuridad y oscuridad en la luz.

¿Comó es la respuesta del público en tus conciertos? ¿Que nivel de aceptación percibes que tienes en nuestro medio local?

La gente en busca de Blues siempre será poca. Algunos buscan la nobleza del Blues, otros buscan la violencia del Blues otros el arcoiris de emociones honestas que emana. La aceptación depende de muchos factores. En mi repertorio no sólo hay Blues como género explícito pero mi forma de expresión siempre está inspirada en el Blues. De alguna forma siempre pienso que la gente aplaude despues de cada canción porque sintió algo especial que proviene de alguna entraña del pasado.
Esta forma de expresión: el Blues. No es popular ni lo será más en el mundo ni menos en nuestro medio. Demasiada sinceridad, demasiado visceral. Es difícil encontrar aliados en este camino.

¿Qué te ves tocando de aquí a 20 años?
No tengo idea de que género pero espero que tenga integridad y honestidad.

¿Próximos proyectos?

Estoy ensayando con una banda. Creo que nos vamos a llamar “La joya blues”. Batería, bajo y dos guitarras eléctricas.

Un saludo para CROSSROAD y tus palabras finales.
Muchas gracias Crossroad por ser predicadores del Blues. Les deseo larga vida. Les agradesco la entrevista. Abrazos bluseros!

Gracias a ti también Francisco por permitirnos acercarnos, como tu también lo dices, a ese arcoiris de emociones que transmite tu música

http://peruradioblues.foroactivo.com/t90-entrevista-a-francisco-chirinos-peru

Revision realizada por : Paco San Juan. agradeciendo a CROSSROAD su amabilidad.

Nuevo martes de blues after office con Pro Blues Band
Viernes, 18 de Marzo 2011

PUB / DifusiónEste martes 22, los invitados son: Carlos Espinoza, en el saxo y armónicas y en la guitarra, Marcos Maizel de ´Uchpa´.

Que los martes son martes de blues en el Cocodrilo Verde de Miraflores, ya no cabe duda. Basta dar una vuelta por ahí para comprobar que es el “point” de Miraflores donde se ha institucionalizado el género y se ha creado el espacio para disfrutarlo.

Los músicos del rock, han sido de los primeros que han hecho de esos días, una visita obligada al epicentro del blues miraflorino, y no es raro encontrarlos como público o como invitados de Pro Blues Band, y verlos subir al escenario para hacer blues con ellos.

La banda anfitriona, “Pro Blues Band”, ha impuesto la buena costumbre de tener como invitados a grandes músicos peruanos del jazz, rock y blues, y en muchos casos contar con la presencia de músicos de lujo, quienes a su paso por Lima no dudan en alternar con ellos en las noches de blues de los martes del Cocodrilo Verde. Es así, que han contado con invitados como Alex Acuña, Cecilia Noel, Richie Zellon, Charlie Barreda y más recientemente, al bluesman norteamericano Paul Ashin de la “Nobody`s Business” con quienes han logrado noches verdaderamente espectaculares.

Este martes 22, los invitados son: Carlos Espinoza, en el saxo y armónicas y en la guitarra, Marcos Maizel de “Uchpa”.

“Pro Blues Band” está conformada por el cantante Wayo Elguera, el baterista Julio Chávez Cabello, el bajista Juan Carlos Barreda, Luiggi Lindley en la guitarra eléctrica y en el teclado Hammond, Robert Merath, este último formado en la afamada Escuela de Música de Berklee.

La cita es en el Cocodrilo Verde de Miraflores (Francisco de Paula Camino 226), este martes 22 de marzo, a las 8.30 P.M., la entrada es libre, y el blues, el mejor que se puede escuchar en Lima.

Corresponsal en Peru.

http://www.cocodriloverde.com/