Salte la navegación


FOTOS :
MARIO EN MEDIO DE RAÚL DE LA ROSA Y LA CANTANTE PEACHES STATEN, ATRÁS ISIDORO NEGRETE E HIMBER OCAMPO.
MARIO COMPAÑET CON EL BLUESMAN CARLOS JOHNSON.

MARIO COMPAÑET Y AMIGOS

El blues inmortal festeja 25 años de transmisión

Conduce y produce Mario Compañet

Texto y fotos Arturo Olvera Hdez.

Un cuarto de siglo es toda una vida, y para un programa radial y de blues puede ser toda una marca en la historia de los programas de radio dedicados al género. Y en septiembre próximo El blues inmortal cumple sus primeros 25 años de transmisión por las frecuencias de Radio UNAM, los lunes de 16:00 a 17:00 horas, 96.1 de F.M. emisora de la Universidad Nacional Autónoma de México, http://www.radiounam.unam.mx.

Para ir calentando el ambiente, Mario Compañet inicia los festejos por este aniversario, el sábado 11 de junio con una tocada en el Salón Tepecuicatl, al norte de la ciudad de México, con la participación de los grupos Follaje, Yellow dog, La rambla, Blues demons y Los mind lagunas con Emiliano Juárez.

Sus padrinos Bukka White y Fredy King

Recuerda Compañet que su primer programa en esas frecuencias fue un programa piloto (de prueba) cuando se acercó a la radiodifusora cultural para proponer su proyecto, después de trabajar un tiempo con Raúl de la Rosa, en su programa Tiempo de blues. Ese primer programa transmitido en septiembre de 1986 presentó material discográfico de Bukka White y Fredy King, quienes le dieron buena suerte.

“Pasaron algunas semanas y no tenía respuesta de los programadores para saber si se quedaba o no el programa, pero justo al mes me a visaron que estaba aprobada mi propuesta y de ahí en adelante continuó El blues inmortal en la radio”. Señala Mario.

Más de mil programas en su haber

El programa semanal sólo ha tenido algunas pausas involuntarias en su difusión, como cuando se han presentado algunas huelgas universitarias que mantuvieron cerradas las instalaciones de la radiodifusora. Tomando en cuenta estas interrupciones que podrían acumular varios meses, se calcula que se han transmitido aproximadamente 1,150 programas.

Por El blues inmortal han desfilado grupos y solistas mexicanos y extranjeros, de los primeros en estar en cabina con Mario fueron: Ernesto de León y los Blues boys, Chivo azul con Emiliano Juárez, Follaje, Real de catorce, Juan Hernández, Jack Labots, La banda de blues del barrio, La planta de asfalto, Domicilio conocido, Hangar ambulante, Roy Álvarez, La tregua, y otros tantos que le escapan a la memoria.
¿A qué crees que se deba tu permanencia en la radio?

“A que no me han corrido jajaja, pues han llegado directores bien ojeis a los que no les han faltado ganas de correrme y no me pagan, deja que no me paguen, pero les pido el auditorio de la estación y no me lo prestan ni para celebrar el aniversario”.

Todo empezó por Sonny Boy Williamson

Compañet es un coleccionista incorregible, melómano, aficionado, conocedor, estudioso y demás manías en torno al blues. Pudiera pensarse que Mario nació escuchando blues y que desde siempre lo ha hecho.

¿Cómo fueron los inicios en la música, qué fue lo primero que escuchaste y te llamó la atención?

“Me inicie escuchando rocanrol principalmente el mexicano como Los locos del ritmo, los Teen tops, porque en la colonia Industrial, donde vivía había un grupo de rock te tocaba muy bien y eso me introdujo más en el rock. Hasta que una tía me pidió la acompañara a Estados Unidos para que yo manejara su Ranault hasta allá, yo no quería porque manejaba bien pero medio alocado. Me convenció y ahí me tienes manejando en carretera y comiendo tortas de frijoles con huevo.

“Llegamos allá y buscó a una persona para comprarle ropa y traerla a vender acá a México. Yo me metí en una tienda grande y escuché una armónica, era un disco y me preguntaba ¿quién será? Era Sonny Boy con una pieza que se llama Santa Claus y lo compré, y de ahí para acá ya no me pudo parar nadie, ni las mujeres que me decían, ya no compres tanta basura”.

Comenta Mario que son incontables los discos que ha atesorado durante varias décadas e coleccionista, cientos de LPs, cintas, videos y discos compactos que solicita a diversas partes del mundo y los que compra en el tianguis cultural del Chopo.

“Alguna vez una chica me dijo, ‘porque no vendes todo eso y nos compramos un departamento’. Y ¡qué la mando por un tubo! Si la quería un montón, pero no pa’tanto. Algunos cuates míos coleccionistas si han vendido y les ha alcanzado hasta para un auto o una casa, pero yo no, no quiero”.

¿Continuaste viajando a Estados Unidos por discos?

“Fui otras dos veces, pero por los 70 descubrí una discoteca por las calles de Perpetua, al sur de la ciudad, cerca de la Comercial Mexicana de Insurgentes, donde llegaba mucho pacheco, aunque yo no fumaba. Ahí empecé a comprar discos a lo canijo, ahí conocí a Eduardo Guerrero, otro aficionado y con él hicimos un pedido a Estados Unidos como de ¡de 7 mil pesos en aquella época! Era mucho dinero”.

Y el gusto se hizo vicio

¿Esto se convirtió en una obsesión?

“Creo que sí, más bien porque busco siempre el original, ya sea el francés o el inglés, algunos valen la pena por la pura portada como uno checoslovaco de Willie Dixon. Por ejemplo uno de Otis Rush, sus grabaciones para el sello Cobra, lo tengo inglés, japonés y americano: por cierto el japonés trae una pieza rara de Willie Dixon, ‘Mi amor nunca morirá’, que es la versión original y no la de Magic Sam”.

¿Cuál de las etapas del blues es la que más te atrae, la rural, la clásica o la urbana?

“La rural y la urbana, aunque también me gusta algo de la clásica con sus metales, me gusta todo, pero lo que más me gusta es lo que se hizo en Chicago, y lo del Delta como Son House, aunque hay quien dice que toca desafinado, pero a mí me gusta”.

Son muchos años ya como coleccionista…

“Sí, tengo un montón de años, si vieras todo lo que tengo, ya no quepo donde estoy mano. Tenía mucho rock nacional pero lo vendí todo, tuve un problema en 1984 y los vendí todos en 500 mil pesos que me salvaron de la situación, tenía verdaderas joyas”.

¿Has hecho un inventario de tus discos?

“No, necesito comprar una buena computadora y organizarlo, sí he pensado como hacerle para tenerlos en orden, como lo de Muddy Waters que tengo hasta piratas, pero para acomodarlos uuuutaaa. Tengo una caja de 11 discos de Muddy, es japonesa, la otra vez la vi en internet, vale como mil dólares, la tengo, la compré hace varios años en 500 pesos”.

¿Y te haz dado tiempo para escuchar todo lo que tienes?

“No, hay mucho que no he abierto, pero sí sé todo lo que tengo, mi memoria es buena y te podría decir mucho sobre mi joyas”.

¿Cómo sentiste el cambio el LP al CD?

“No me gustó, me resistía al cambio, pero el gancho fue que empezaron a salir con bonus track, algunas piezas e más y los tuve que comprar.

¿Cómo defines esta manía, una pasión, una afición…?

“Originalmente fue una afición, un gusto, porque te gusta la música, pero creo que se volvió una obsesión, porque hay veces que no tengo ni pa’tragar (comer) y, “hay cabrón, ya me llegó el catálogo! Es un vicio, una vez agarré uno de Lightnin’ Hopkins que está feo, donde toca también el órgano, pero es también una rareza. Y hay otros que son carísimos, arriba de mil dólares y hasta cinco mil, se cotizan muy alto porque son muy raros”.

¿Qué opinas del blues en México?

“Hay algunas cosas buenas y otras que no, no todo me gusta, porque hay de todo, por ejemplo la voz cuenta mucho y Horacio Reni cuando canta blues no hay quien le gane. Me gusta también Tony Vértiz de Hangar ambulante, Ernesto de León e Isidoro Negrete cuando tocan junto. Otros es José Cruz, quien tiene muy buenas piezas; también Emiliano Juárez y Sebas, a quienes conozco desde que tenían 15 años y algunos otros, pero deben aplicarse más, ser más profesionales. Les recomiendo a los grupos que escuchen mucho blues, porque algunos no tocan blues, y no les digo que copien, porque a algunos si les quedan las letras como a Follaje, aunque no digo que todas, pero suenan más a blues o algunas de Real de catorce, pero insisto, lo principal es la voz.”

Concluyó este personaje del blues en México.

Texto y fotos Arturo Olvera Hdez:corresponsal en Mexico de Bluesencastellano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: