Skip navigation

Monthly Archives: mayo 2011

Mary Carmen Velásquez: “el blues hay que cantarlo con el alma”
Texto y fotos Arturo Olvera Hernández

Figura menudita la de Mary Carmen Velásquez, que en cuanto sube al escenario parece que en cada pieza que interpreta va creciendo y adueñándose del entarimado con su potente voz y entrega apasionada. Ella es la voz principal del grupo Callejón azul, agrupación surgida en la ciudad de México, hace ya varios años y que es una de las de vanguardia en el medio citadino.
Mary Carmen nació en mayo de 1978 en la ciudad de México, y a decir de la propia intérprete se inicia “de pura casualidad, empecé estudiando canto en una escuela, donde conocí al maestro Manuel Ordóñez y me invita a un grupo de blues que estaba formando su cuñado. Y me dije ¿qué es blues? Pero fui a un ensayo, me dieron un demo y estudié algunas canciones. Llegué a una audición, se llamaban Años blues, duré cantando con ellos cuatro años, hicimos un acoplado que se llamó Blues sólo blues, y después grabamos el primer disco homónimo”.

El blues se canta con el alma…

Luego de esta primera experiencia con el blues Mary Carmen recuerda que terminó la banda e inició su proyecto llamado Callejón azul.

¿Cómo recuerdas esos primeros encuentros con el blues?

“El blues hay que cantarlo con el alma, con el corazón. Me gusta cantar más el blues en español porque es una letra que entiendes y que sientes. El guitarrista que estaba con nosotros, Juan Pablo Alcaraz, uno e los mejores de aquí, tenía un toque muy especial fue de lo que más me llamó la atención, esa necesidad de cantarlo con sentimiento. Antes de los 21 era muy fresa, no cantaba ni rock, pero a esa edad, ya con el grupo me dan un paquete de discos de Koko Taylor y Janis Joplin entre otros y me los receté todos. Pero siempre he tratado de tener un estilo y no parecerme a nadie, sino que la gente me escuché y diga, es Mary, ese es mi objetivo desde que empecé a cantar blues”.

¿Después qué siguió?

“Bueno en este proyecto del Callejón en el que llevó casi siete años, en el que tocamos clásicos de blues en inglés, pero nos enfocamos más a nuestras canciones, es decir el blues en español, es lo que tratamos de impulsar, un proyecto propio. He participado también en la Gran banda de blues, era la única voz de mujer en esos momentos con la cual actué en varios eventos”.

Las féminas y el blues

¿Fue difícil para ti como mujer ingresar en este mundo del blues, tuviste varios obstáculos, cómo los superaste?

“De hecho cuando empecé era la única mujer, claro aparte las de mi generación anterior como Betsy Pecannins, Nina Galindo, Baby Bátiz y otras que ya eran figuras cuando yo empezaba. Alguna vez me tocó alternar con Betsy y me temblaban los pies. Pero en este medio la mayoría son hombres, aunque ahora hay más voces femeninas muy buenas, el blues parece tomar un apogeo increíble con mujeres que no sólo cantan, sino tocan el piano, la guitarra y están bien comprometidas con el blues. Pero ha sido difícil, es un género muy restringido, nos falta cultura, por lo tanto nos ha costado mucho trabajo con nuestra propuesta de blues en español pero que a la gente le está gustando mucho, sí ha sido difícil pero ha tenido ya sus frutos, tenemos ya un primer disco del cual sacamos mil copias y ya se vendieron y poco a poco ahí vamos”.

¿Alguna vez te ha tocado sentirte rechazada en este medio como cantante, como mujer?

“Como mujer no, pero por el género musical sí. Me dicen, bueno, ¿qué tocas? Blues, y me dicen. No porque esto es de rock o jazz, y no entiendo porque no lo asocian. Y en el blues, blues tampoco nos quieren asociar porque no tocamos mayormente clásicos, piensan que la gente sólo quiere escuchar clásicos, y la verdad es que no. Y no caer en que antes que tú ya pasaron cinco bandas y nosotros ser la sexta que toca Hoochie coochie man. También hay que tocarlas porque la gente también viene a escuchar un clásico, pero realmente nuestra tirada es que les guste el blues que estamos tocando, algo original”.

Y nos puso como ejemplo una reciente presentación en el poblado de San Miguel de Allende, Guanajuato.

“Teníamos miedo porque el público era puro gringo (estadunidense), gente que realmente sabe, que viene de allá. Y fue realmente increíble, porque tocamos algunos clásicos y muy padre, pero cuando tocamos lo de nosotros bailaban y realmente se prendían, y en otros lados nos han marginado mucho por eso”.

¿Para cuándo un nuevo disco?

“Tenemos preparado nuevo material, aunque nos hemos atorado por algunas cuestiones que de repente se dan, pero queremos sacarlo este año, con rolas inéditas de nosotros, meteremos unos dos clásicos y esperemos que a la gente le guste”.

Canto y sentimiento

¿Te resultó complicado trasladar este canto genuinamente afroamericano al español, en cuanto a la vocalización y el fraseo?

“El fraseo sí, se vuelve difícil en español, hay clásicos que los canto bien porque en inglés la dicción es más fácil; pero en español es otra manera de hablar y de cantar, eso es lo complicado mas no imposible. Y juntar el español con un buen blues no es tan difícil, porque he dicho que habiendo buenos músicos y buenas letras las cosas se facilitan”.

¿Y de dónde extraer el sentimiento que requiere el blues para hacer vibrar a la gente, en qué piensas, en qué te concentras para conectarte con el público?
“Mira, no sé, para mí lo primero es entender la letra aunque sea en inglés, primero, saber lo que estoy cantando. Cuando me pasan la letra de una canción, primero la leo y si siento la letra, se me enchina la piel y digo, sí la canto. Como que tiene que pasar esa prueba en mí para poder sentirla y transmitirla con sentimiento. El sentimiento que tú le des, las ganas que tú le pongas, la fuerza que pongas en la voz, como lo sientas así lo vas a sacar desde las entrañas, pero tiene que ver mucho lo que digas, como lo sientas”.

Con la convicción de que este año tendrán un nuevo disco que contenga 11 temas originales, y las constantes presentaciones de Callejón azul, nos despedimos de Mary Carmen Velásquez, una mujer que al igual que otras cantantes le han apostado al blues y con mucho carácter se han labrado un nombre y conquistado un sitio en el ámbito mexicano.

http://www.myspace.com/callejonazul

Arturo Olvera. Corresponsal en Mexico.

Anuncios

La Maga en Beel Zebul

La Maga Blues Band, de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), presentó el fin de semana dos shows a pura habilidad y nostalgia musical.

Fin de semana a la noche arribo al lugar en donde la gente de La Maga Blues Band se va a presentar por segunda vez en nuestra ciudad. Noche linda si las hubo, por fin no hubo lluvia ni tanto vientito de esos que te hacen acordar a tus mas preciada campera o buzo. La banda boliviana tocaba y me interesaba saber cómo eran en vivo y, en especial, conocer a un historiador rockero salteño desde hace años; un tipo que se fue hace 20 años a vivir a Bolivia y que formó lo que hoy conocemos como “La Maga” (así, a secas). Hablo del señor Marcelo Gala, cantante y guitarrista de la banda. Un tipo con historia dentro suyo. Y varias.
Llegué y en una mesa cercana al escenario se encontraban los miembros del trío La Maga reunidos con conocidos tomando algo. El cantante y violero, Martín Gala, el bajista, Juan Navaja y el joven baterista, Jorge Barba.
De la pantalla del local se podían extraer retazos de canciones clásicas que sonaban mostrando algún que otro video clip mientras la gente tomaba algo y charlaba. Hasta que el reloj pisó las 01:30 y empezó el movimiento.
El escenario, a oscuras, empezó a lucir a los integrantes bluseros sobre él y todo empezaba lentamente. Hasta que habló.
Gala saludó muy contento al público presente y automáticamente arrancaron con una versión de “Buscado Un Amor” de Pappo. Cabe destacar que la voz de la banda es impecable y hasta un poco inquieta; se desata de la música y empieza a bucear por entre los rincones más quisquillosos de los oídos de los presentes. A más de uno se escuchó decir “la pucha que la hace bien ¿no?”.

En medio del cover empezó la presentación de la banda, con solo de instrumento de bajo y batería y la noche estaba encendida. Llegaron los temas propios y con artistas invitados en escena: el músico Walter Guzman en segunda guitarra y Ariel Sánchez en armónica; ambos salteños: “los negros de la banda, mis queridos salteños” decía Gala en media presentación.
El show se dividió en dos partes. La primera constó con el quinteto entero en escena interpretando temas propios y con muchos solos, “¿no es fenomal este pibe? Encima está soltero el desgraciado” señalaba el cantante, mientras sostenía un vaso de Fernet, hacia “Jorgito” Barba. Y desde un arranque la banda se mostró sólida y no dejó que nadie dejara de estar atento a ella. La gran elocuencia y gestualidad de Gala ayudó a sacar más de una sonrisa al que estaba sentado en una mesa. O parado, había mucha gente.
La segunda parte del show estuvo dedicada “a los músicos salteños, de acá, seguramente los mejores que vi”: se trataba de un baldazo de nostalgia hacia los melómanos salteños recordando bandas que iniciaron la movida por estos lares. “¿se acuerdan de Portero Eléctrico? Alguien se deberá acordar…” decía Gala señalando al público a la vez que renombraba a grandes músicos locales “el Chinato me vino a ver ayer y nos acordábamos de todo. Y cómo olvidarme de los Perro Ciego, estos músicos increíbles que alguna vez fueron mis alumnos de guitarra…eran así de pendejos”. Acto seguido invitó a escena a Martín “El Gamba” Aguilera, primera guitarra de Perro, a zapar algunos temas entre grandes sonrisas y miradas nostálgicas. Después subió Sandra Aguirre, la voz femenina de la noche, para interpretar una linda versión de “Desconfío” del Carpo. Fabian Amerise subió ahora a escena y Gala le donó su guitarra para empezar a tocar, “les dejo a ustedes ahora, me voy a tomar un fernet” y se acomodó detrás de los amplificadores a observar a su banda tocar con los músicos invitados.

“¡Pelao! vení para acá” invocaba Gala a Carlos “El Pelao” Vega, bajista de Perro, para seguir zapando temas propios de La Maga y seguir recordando anécdotas. Por primera vez pude ver a un Pelao Vega soltarse con placer en una guitarra; sonó muy bien y hasta llegó a ser abrazado por Gala mientras tocaba. Se acercaban las 04:00 de la mañana y el local estaba completo de gente con ganas de seguir escuchando buena música y contemplar la magia de los magos bolivianos. Ahora le fue el turno al cordobés Diego Rodríguez, “un amigo del alma que nos hace el aguante y un excelente músico de por acá” y otra vez cedió la guitarra para ponerse a mirar cómo tocaban sus ex alumnos. “Fenomenal chicos, que buen nivel esta noche papaa” dijo Gala y presentó al último invitado de la noche: Marcelo “El Salchi” Dique, cantante y segunda guitarra de Perro. Las sonrisas siguieron estando sobre escena y hasta se dieron el gusto de hacer “una de Perro”. Se sumó de vuelta el Pelao Vega y el show terminó con buenas zapadas por parte de los músicos.
La Maga Blues Band tocó y con todo y todos. Una linda noche que terminó con risas cómplices y varios recuerdos frescos en el aire. Y ahora lo que se espera es “un largo viaje desde Salta a Santa Cruz; y porque es muy largo el viaje, mi único equipaje es este blues” cerró la banda y todos se fueron.

Revisado por : Paco San Juan , agradecimientos a la Fuente: RockSalta.com

http://www.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fwww.lamagabluesband.com%2F&h=3d3fc

Marcelo Gala. Corresponsal en Bolivia.

Recuperamos una entrevista realizada en peruradioblues / CROSSROAD año 2009 , por considerarla parte de la historia actual del blues peruano.

ENTREVISTA A: FRANCISCO “DEDOS MAGICOS” CHIRINOS

Francisco Chirinos, músico y cantautor nacional de Blues (además de otros estilos similares) de preciso conocimiento y perfecta comunión vocal. Concedío para CROSSROAD esta entrevista que nos permite acercarnos más hacia su persona y su arte.

Mucho gusto Francisco ¿Cómo defines tu estilo musical?Una mezcla de inspiraciones orientadas hacia las raices.

¿Cuáles consideras tus principales influencias? ¿Algún disco (o discos) que marcaron tu carrera como músico?
Como mucha gente yo descubrí el Blues por medio del Rock & Roll de los 50’s y 60’s que básicamente se nutre de los blues. Eric Clapton fue uno de los que más llamó mi atención. Le tengo un cariño inmenso al “Unplugged” porque ese fue el disco que me abrió las puertas a un vasto universo de artistas como Muddy Waters, Son House, Jesse Fuller, Robert Johnson. Recuerdo que ese fue el momento en el cual empece a rastrear el origen de la música de Bob Dylan, Rolling Stones, Cream y de otros artistas que para mi eran lo más increible que había escuchado. Entonces llegue a Howlin’ Wolf y Muddy Waters. Sigues la carrera en retroceso y llegas a Robert Johnson y Johnny Shines. Retrocedes más y te das cuenta que Robert Johnson se influencio de Charlie Patton, Son House, Lonnie Johnson. Continúas y llegas a grabaciones de tipos que tan sólo grabaron un par de canciones, nombres y estilos que han quedado en el olvido. La fusión que hizo el Blues es muy probable que tenga sus origenes en la mezcla de culturas que se dío en el sur de los Estados Unidos a mediados del siglo XIX. Esclavos negros que provenían del África y emigrantes irlandeses y de Europa en general. En ese momento se produce una especie de comunion entre estas dos culturas, ambas marginadas. Instrumentos, estilos, rituales, himnos, danzas… Todo se produjo naturalmente, una fusión “natural”. Por un lado el Blues por otro el Bluesgrass, Country, el Jazz, etc. El Blues se nutrió a su vez de estos distintos estilos que se iban conformando paralelamente a su propio proceso.
Tengo influencias concretas, artistas y bandas que me deslumbraron y continúan deslumbrándome como: Son House, Robert Johnson, Hank Williams, Buddy Holly, Blind Willie Johnson, Michael Broomfield, Ray Charles, Bukka White, The Band, Albert King, Louving Brothers, George Jones, Bob Dylan, Bill Monroe, BB King, la lista es vasta.
Creo que el asunto es que amo todos los géneros de origen norteamericano, el Blues, el Gospel, el Bluegrass, el Country, el Soul, el Jazz, el Rock and roll. Amo su historia y la forma como se retroalimentan.
Uno de los discos que me hizo encerrarme y no salir hasta poder emularlo fue uno llamado “Before the Blues” del sello Yazoo son 3 cd’s una recopilación increible de música grabada entre los 20’s y 30’s. Ese disco me hizo entender todo lo demás.

Hablanos, por favor, sobre los instrumentos que tocas.
Básicamente me valgo de 3 guitarras y de las armónicas. Una Martin 000-28, que es buena para el finger pickin’ y la uña (flay pickin’) un instrumento excelente. Tengo también una Ibanez recontra vieja, construida en los años 60s, no es una buena guitarra desde el punto de vista técnico ya que es de maderas laminadas pero es excelente para el slide, esa la mantengo en afinaciones abiertas. Por otro lado esta la SG Gibson para el Blues enchufado, últimamente es la que más estoy tocando. Estoy prendido de Albert King y BB King.

¿Cómo compones una canción? ¿Alguna fuente de inspiración?

A veces ciertos sentimientos confluyen y de repente algo natural surge. Generalmente parto de los acordes, luego la melodia vocal, luego la letra y finalmente la estructura. Aun que el orden del proceso puede cambiar. Hay canciones que vienen hacia ti como chispasos inconcientes y otras a las que hay que ponerle más trabajo. Hay otras en las que me siento solo o con alguien y digo: – Ya, compongamos una canción -.
A veces vienen solas otras hay que invocarlas.

¿Y en la parte lírica tienes alguna influencía literaria?

Básicamente pesía popular. El lenguaje del Blues siempre me ha caido bien. La carretera, el polvo, la soledad, el desierto todas esas imagenes frecuentes en el Blues. Bob Dylan tiene una influencias permanente en mi, musical y lírica. Las letras de Dylan también se nutren de esas imágenes pero por supuesto con una maestría que no tiene par.

Explícanos ¿Por qué le pusiste de nombre “Dance” (2008) al que es hasta el momento tu último trabajo discográfico?

“Dance” es el nombre de una de las canciones del disco. Creo que decidí llamar al disco “Dance” por el poder del significado de esa palabra. Por otra parte la palabra en si tiene magia y resonancia. Creo que no hay nada más allá de eso.

¿Qué diferencias podrías encontrar entre tus 2 trabajos “Dance” y el anterior “Blues de la taza de lata”?

Son dos etapas completamente distintas. En “Blues de la taza de lata” reuní concientemente canciones de otros y un par de poemas de William Blake a los cuales les compuse una melodía. En esos años no escribía mis propias canciones sólo recreaba canciones viejas, básicamente blues y les trataba de dar otro espiritu, exactamente como lo que solía hacer Bob Dylan en sus primeros años. En muchas de las canciones cambié completamente los acordes y la estructura, supongo que quería cubrir mi carencia de composiciones con ese método. La grabación fue arcaica pero efectiva. Guitarras acústicas, voces, armónicas, kazoo. Me hice overdub con la guitarra y las armonías vocales y la cosa suena como un trío o un cuarteto acústico y bien tradicional.
Cinco años separan al “Blues de la taza de lata” de “Dance”. Durante esos años compuse muchas canciones y me nutrí de mucho Country. Formé una banda llamada “Los caballos perdidos” (Manuel Bocanegra al bajo eléctrico, Edwin Perales a la guitarra eléctrica y yo a la voz, guitarra acústica y armonicas) que acabó por disolverse durante la grabación del disco. Algunas de las canciones de “Dance” vienen de la época con “Los caballos perdidos”. Manuel Bocanegra toca el bajo eléctrico, Edwin la guitarra eléctrica y yo me encargo de las guitarras acústica y eléctrica, de las voces, de la mandolina, la batería y la armónica.
Comparado con “Blues de la taza de lata”, “Dance” fue un trabajo colectivo y de estudio, los arreglos se hicieron durante el proceso de grabación y hubo cierta experimentación. Todas las canciones son propias a excepción de un poema de William Blake. No hay ningún Blues explícito en “Dance”.

¿Sobre que hablan tus canciones?

Mmmm… amor, desamor, perdida, polvo, claros de luna, caminos buenos, caminos malos, amistad, música, poder, impotencia, niñez, despecho, danza, la lista es bien larga.

¿Por qué mayoritariamente tocas con la guitarra acústica?
Porque es una buena compañera y el sonido te lo pegas al cuerpo. Más allá de eso, que es la razón de importancía básica, mi relación con las acústicas es fuerte porque me obseciona su historia, las maderas, quienes la construyeron, los distintos timbres y modelos. El sonido de las guitarras acústicas mejoran con el tiempo. Eso me gusta.

Me gustaria que explicaras tu relación con este celebre poeta ingles William Blake ¿Cómo entra en tu música? ¿Quizá le encuentras alguna relación con el Blues?
William Blake viene a mi por medio de Bob Dylan por Jack Kerouac y otros poetas. Por ahi lo conocí. Ellos hablaban de este poeta de poderes místicos y visiones que junta al cielo y el infierno como dos polos opuestos que se necesitan el ,uno al otro para poder existir. Desde que empece a leer a William Blake sentí que calzaba conmigo “Sunflower”, “The little vagabond”, “The angel”, “The little boy lost” son poemas que siempre me acompañan. Si bien muchas filosofías predican sobre las ideas de William Blake, él lo hace con poesía, métrica, rima, intimidad, grabados y color.

El Blues tambíen lo hace de un modo muy particular. Luz en la oscuridad y oscuridad en la luz.

¿Comó es la respuesta del público en tus conciertos? ¿Que nivel de aceptación percibes que tienes en nuestro medio local?

La gente en busca de Blues siempre será poca. Algunos buscan la nobleza del Blues, otros buscan la violencia del Blues otros el arcoiris de emociones honestas que emana. La aceptación depende de muchos factores. En mi repertorio no sólo hay Blues como género explícito pero mi forma de expresión siempre está inspirada en el Blues. De alguna forma siempre pienso que la gente aplaude despues de cada canción porque sintió algo especial que proviene de alguna entraña del pasado.
Esta forma de expresión: el Blues. No es popular ni lo será más en el mundo ni menos en nuestro medio. Demasiada sinceridad, demasiado visceral. Es difícil encontrar aliados en este camino.

¿Qué te ves tocando de aquí a 20 años?
No tengo idea de que género pero espero que tenga integridad y honestidad.

¿Próximos proyectos?

Estoy ensayando con una banda. Creo que nos vamos a llamar “La joya blues”. Batería, bajo y dos guitarras eléctricas.

Un saludo para CROSSROAD y tus palabras finales.
Muchas gracias Crossroad por ser predicadores del Blues. Les deseo larga vida. Les agradesco la entrevista. Abrazos bluseros!

Gracias a ti también Francisco por permitirnos acercarnos, como tu también lo dices, a ese arcoiris de emociones que transmite tu música

http://peruradioblues.foroactivo.com/t90-entrevista-a-francisco-chirinos-peru

Revision realizada por : Paco San Juan. agradeciendo a CROSSROAD su amabilidad.

Nuevo martes de blues after office con Pro Blues Band
Viernes, 18 de Marzo 2011

PUB / DifusiónEste martes 22, los invitados son: Carlos Espinoza, en el saxo y armónicas y en la guitarra, Marcos Maizel de ´Uchpa´.

Que los martes son martes de blues en el Cocodrilo Verde de Miraflores, ya no cabe duda. Basta dar una vuelta por ahí para comprobar que es el “point” de Miraflores donde se ha institucionalizado el género y se ha creado el espacio para disfrutarlo.

Los músicos del rock, han sido de los primeros que han hecho de esos días, una visita obligada al epicentro del blues miraflorino, y no es raro encontrarlos como público o como invitados de Pro Blues Band, y verlos subir al escenario para hacer blues con ellos.

La banda anfitriona, “Pro Blues Band”, ha impuesto la buena costumbre de tener como invitados a grandes músicos peruanos del jazz, rock y blues, y en muchos casos contar con la presencia de músicos de lujo, quienes a su paso por Lima no dudan en alternar con ellos en las noches de blues de los martes del Cocodrilo Verde. Es así, que han contado con invitados como Alex Acuña, Cecilia Noel, Richie Zellon, Charlie Barreda y más recientemente, al bluesman norteamericano Paul Ashin de la “Nobody`s Business” con quienes han logrado noches verdaderamente espectaculares.

Este martes 22, los invitados son: Carlos Espinoza, en el saxo y armónicas y en la guitarra, Marcos Maizel de “Uchpa”.

“Pro Blues Band” está conformada por el cantante Wayo Elguera, el baterista Julio Chávez Cabello, el bajista Juan Carlos Barreda, Luiggi Lindley en la guitarra eléctrica y en el teclado Hammond, Robert Merath, este último formado en la afamada Escuela de Música de Berklee.

La cita es en el Cocodrilo Verde de Miraflores (Francisco de Paula Camino 226), este martes 22 de marzo, a las 8.30 P.M., la entrada es libre, y el blues, el mejor que se puede escuchar en Lima.

Corresponsal en Peru.

http://www.cocodriloverde.com/


Entrevista: María Luz Carballo

Blues te salve, María

Con una familia compuesto por músicos de primer nivel de la talla de Celeste Carballo, Lito y María Gabriela Epumer -entre otros- era imposible que María Luz no se dedicara a la música. El destino le tenía preparada una vida a puro blues repartida entre Buenos Aires y Chicago.

¿Cómo fue que llegaste al blues?

Mi tía es Celeste Carballo, la cantante, así que mi mamá me llevaba a su casa cuando yo tenía siete años y ahí empecé a escuchar blues. El primer blues que escuché fue de Janis Joplin, “Mecedes benz” y después los shows de mi tía, que iba de chiquita y escuchaba blues y un show de Pappo, que era amigo de mi tía y venía a casa cada tanto. A los 14 años mi mamá me lleva a ver un show de él que tocaba con Riff en Cemento. Pappo había vuelto de Estados Unidos en 1991 y fue el que me empezó a enseñar otra clase de blues, el verdadero blues, como Muddy Waters, Freddie King, Robert Johnson, todo el blues viejo, el blues de Mississippi. En general toda mi familia de parte de mi papá fueron músicos, mi primo Lucio Maceira toca blues y jazz, es baterista, mi prima Maria Gabriela, que falleció, era guitarrista también. Mi primo Lito Epumer es un gran guitarrista de jazz. Entonces siempre en la familia se escuchaba blues y jazz. A los 16 mi papá me regaló mi primera guitarra, empecé a tocar arriba de los blues, tratando de sacar solos de Albert King, BB King, Freddie King. Después empecé a ir a tocar a las zapadas, en lugares como Tabaco. A los 18 años fui a ver a John Primer la primera vez que vino a la Argentina y tuve la oportunidad de hablar con él, que me dio su tarjeta y me dijo “tenés que venir al festival de Chicago, cuatro días de blues todo el día y toda la noche”. Eso me quedó resonando en la cabeza y a los 20 decidí hacer ese viaje. Vi toda la movida de blues que había allá y en vez de quedarme tres meses me quedé como nueve años, no me quise volver más.

¿Y cómo fue tu experiencia allá?

Cuando llegué a Chicago empecé a tocar en Blues Etcetera, que tenían zapadas todos los domingos. Ahí fui aprendiendo mucho, todos tocaban súper bien, está lleno de bluseros y cada uno tiene su estilo, su onda. Aprendí mucho, medio como autodidacta, porque en realidad nunca estudié mucha música. Billy Branch fue el primero que me invitaba a tocar, él tocaba todos los lunes en Blues Etcetera, y toqué de invitada de músicos locales de allá de blues. Después llegué a tocar como guitarrista de la hija de BB King. En Chicago me casé con un sonidista que trabajaba en el bolichito B.L.U.E.S, me embaracé y toqué todo el embarazo pero cuando nació mi hija Lucille mi marido me prohibió tocar. Ahí estuve cinco años cantando gospel en una iglesia negra bautista en el sur de Chicago y ahí aprendí realmente cómo cantar. Ahí te das cuenta que sale todo de la iglesia, los mejores músicos afroamericanos que no tienen la posibilidad de pagarse una educación aprenden todo en las iglesias, empiezan tocando de chiquitos. Después de esos cinco años que canté gospel, me separé y volví a la escena del blues en el 2004. Ahí empecé a tocar con Linsey Alexander, que toca mucho en el circuito del Blue Chicago, Buddy Guy Legends…

Tuve la oportunidad de verlo en vivo en Chicago a Linsey Alexander. Un guitarrista extraordinario.

Sí, sí. Y bueno, con él toqué varias fechas porque el guitarrista de él se fue a tocar con Buddy Guy y entonces él me dio trabajo, por suerte. Después ahí arranque con el María Blues Trío y toqué en B.L.U.E.S y después en otros lugares como Kingston Mines, donde siempre voy a tocar. También tuve la posibilidad cuando llegué a Chicago de conocer a Lurrie Bell, que en ese momento tenía muchos problemas y lo llevamos a vivir a mi departamento en Chicago y lo cuidamos. Con los años él se casó con una fotógrafa de Chicago que era amiga mía y el año pasado vine acá a Buenos Aires y justo estaba acá, así que lo invité a casa y terminamos comiendo pizza en casa y tocando blues. Este año viene en septiembre y voy a tener el honor de tocar con él y acompañarlo en La Trastienda.

No sabía que iba a volver Lurrie este año, qué buena noticia.

Si, va a volver a La Trastienda en septiembre. Me tengo que ir en agosto para allá y tengo que volver con Lurrie en septiembre porque no puede viajar solo. Después ya me quiero quedar acá. Después de estar 9 años ilegal, cuando me salieron mis papeles volví a Buenos Aires y toqué de invitada con Botafogo, me fui a zapar a Mr. Jones, armé mi trío y salí a tocar. Armé una banda nueva con unos pibes jóvenes que se tocan todo. Estamos buscando un manager para que nos consiga más fechas y seguir tocando blues.

Contame cómo fue cuando empezaste a cantar blues en castellano allá en Chicago.

Vos pensás que las películas de racismo son parte de la historia, que ya fue, pero en realidad no. Cuando llegué allá me hice amiga de Big Mouth Williams, un blusero de noventa y pico de años que había laburado en una plantación de algodón, que me decía que el racismo era terrible y hablaba en contra de los blancos. Y los blancos te hablaban en contra de los negros. Es toda una tensión social, se convierte en una paranoia. Cuando vas a escuchar música negra al principio sos inocente de ese problema social pero después ves que son todos negros tocando blues para gente blanca adinerada y que los dueños de los lugares son blancos que les pagan muy mal a los músicos de blues. Trabajan más que nada para el turista. Ahí yo conocí a mi ex marido, súper racista y abusivo. Sufrí mucho maltrato domestico hasta que lo dejé y estando separados me seguía amenazando, me decía que no podía tocar blues porque era su territorio y que yo era una inmigrante de mierda. Hay racismo y de repente no sos ni blanca ni negra, sos latina y te empezás a preguntar qué hacés ahí en el medio. Necesitaba violero una banda de blues mexicana de allá, me conectaron y empecé a tocar con esa banda, que tocaban blues en español. Ahí empecé a recordar un poco el blues de nosotros, el que canta mi tía, el que hizo toda la vida Pappo, Manal. ¿Por qué no hacer blues en español? Cuando empezamos a tocar en los barrios hispanos me sentí como en mi casa, no había racismo, había otra clase de libertad y me empecé a sentir mejor porque me hizo acordar cómo era mi vida en Buenos Aires, sin ese problema de negro-blanco, blanco-negro.

¿Vas a volver este año para tocar allá?

A principios de este año un rapero me invitó a grabar un tema juntos, una mezcla de blues y soul y el pibe rapeaba. Me llevó a un canal de TV afroamericano que hay en Chicago y cuando fui al canal eran todos morenos y morenas -yo la única latina- y cuando me bajo del escenario y terminan de filmar el show, aparece un señor mayor, Thomas, que era parte de Motown Records. Me empezó a contar que el primo de él era Barrett Strong, uno de los compositores más grandes que tuvo Motown en Detroit y que estaba panificando abrir un sello en Chicago para este verano. El problema de Chicago es que hay excelentes músicos de blues, jazz, rock, todos los ámbitos, pero no hay compañías discográficas, no hay producción. Entonces los buenos músicos pueden estar 10, 20 años tocando en el mismo lugar pero no graban discos. Fue mi caso, estuve tocando allá 13 años y no grabé discos. Te concentrás más en tocar en vivo y el que graba, lo hace de forma independiente. Me dijeron que yo cantaba como Teena Marie, que fue la única blanca que grabó en Motown. Me vine acá hace unos meses a quedarme en Buenos Aires y me llaman desde allá que me invitan a tocar en un festival muy grande -que va a ser en Nashville- en homenaje a este compositor Berry, de la Motown y que van a ir muchos artistas, entre ellos BB King. Me invitan a cantar y tocar dos temas de él, a mi elección. Va a ser una experiencia muy grossa.

Por supuesto. Ahora que estuviste acá un tiempo… ¿ves que hay una escena bien formada en el blues local o ves que está quedado?

Sí, totalmente. Yo estuve muchos años en Chicago y cuando volví, hoy por hoy, estoy planeando volver y quedarme a vivir en Buenos Aires. La escena de blues de acá es igual o superior a la de Chicago, la pasión por el blues que hay en Buenos Aires se iguala con Chicago, Mississippi, es increíble. Les cuento a colegas, músicos morenos de allá, lo que sucede acá, que todo el mundo toca blues, jazz, funk, soul y no me creen. Tuve la oportunidad de conocer a Taj Mahal en persona por un pibito que era alumno mío allá y Taj Mahal me mira y dice `Oh, Argentina, cómo tocan el blues ahí Botafogo, Pappo´. Tipos como Taj Mahal y BB King vinieron acá y se volvieron locos, porque no sabían la movida que había. En el 92 vinieron Albert King, Albert Collins, Buddy Guy, BB King y era increíble la respuesta del público. En México estamos consideramos los mejores músicos a nivel latinoamericano representando al blues, al rock, la música americana. Es una contradicción, porque somos sudamericanos pero tenemos algo que ver con la historia del blues, la esclavitud y la opresión y la canalizamos por ahí tocando blues.

Para hacer un cierre… sé que es un poco difícil, pero nombrame solamente tres artistas claves, una especie de ABC, como para alguien que se quiere iniciar en el blues.

Y… no sé, a mi Pappo me dijo siempre `Escuchá a Muddy Waters´… El padre del blues eléctrico es Muddy, como si querés escuchar tango tenés que escuchar a Goyeneche. Hay muchos que me gustan. Muddy Waters, Freddie King… y de acá te diría Pappo. Con estos tres si sos violero algún riff tenés que aprender.

Fernando Piscitelli. Corresponsal en Argentina.

http://www.facebook.com/marialuzcarballo#!/marialuzcarballo

Quién: Chevy Rockets
Cuándo: 12 de mayo
Dónde: Teatro ND Ateneo, Ciudad de Buenos Aires.
Por qué: Presentación del disco “Rubí”
Cómo: Muy bueno

La propuesta presentaba un matíz diferente para el arranque; un relajado set acústico preparado especialmente para la ocasión y disfrutar sentados en las butacas de la bella sala del Teatro ND Ateneo, que ya se va convirtiendo para los Chevy Rockets en uno de los puntos de encuentro favoritos con sus seguidores.

Vestidos para la ocasión -muy sobrios y elegantes- la banda se despachó con versiones acústicas de su reciente disco de estudio “Rubí”, como “El macho”, “Cómo bajar”, “Mano cruel” –con todo su aroma a blues de Chicago- y la balada “Clericó”, con luz baja y un clima íntimo, dulce y melancólico. Su líder, “El Vasco” Bariain, presentó el “homenaje al más grande” –nadie dudó que se trataba de Pappo- con una impecable versión de “Katmandú”.Tras casi una hora de música “desenchufada” faltaría el segundo plato, el más fuerte y suculento, el set eléctrico. Viejos y nuevos clásicos se mezclaron en el repertorio de los Chevy Rockets, donde el blues como primera parada inicia un viaje que pasa por el rock and roll, el country, el funky y las canciones.

Nunca faltan los invitados en los rituales Chevy y esta vez fueron realmente de lujo. La siempre sensual y salvaje Claudia Puyó puso su voz para el viejo blues “Vas a pedir” y el legendario Willy Quiroga –con su bajo y con su voz- acompañó a los Chevy en dos temas de su propia banda Vox
Dei, “Azúcar amargo” y “Ritmo y blues con armónica”, siempre tocado en vivo por los Chevy Rockets y también grabado en su último disco “Rubí”. Ovación de pie para este grande del rock argentino, homenajeado en vida como corresponde.

Llegando al final, para los presentes ya no importaba escuchar el show calmos en sus butacas; todos hacia adelante para sentir el calor del escenario bien de cerca. Sonaron “La gira”, “Buena estrella”, el jueves se iba terminando y otro ritual llegaba a su fin. Se iba otra noche más donde el motor Chevy sonó a lo grande.

Por Fernando Piscitelli .Corresponsal en Argentina.
Fotos Ornella Capone.

http://www.chevyrockets.com.ar/

JIMENA SEGOVIA, SANGRE NUEVA PARA EL BLUES

*Amalgama juventud, belleza y talento

Fotos y texto Arturo Olvera Hdez.

Afortunadamente en México surgen talentos jóvenes que si bien les falta tiempo y experiencia para afianzarse, y si tienen juventud, deseos, talento y un incipiente feeling, lleva ganada buena parte del proceso.

Jimena Segovia y su grupo Kosmic rain, son parte de esa sangre nueva que trae un impulso febril. Escucharlos es gratificante y el público los ovaciona en serio, prueba fehaciente de su entrega y su impetuosa voz, timbre que nos hizo recordar a algunas consagradas del género.

Siempre afable, Jimena se complace con la entrevista y entre sonrisas iniciamos la plática en una de las calles de Xochitepec, luego de su actuación con Kosmic rain.

En la búsqueda del blues
¿Dónde naces, cómo incursionas en el blues, desde cuándo y por qué te atrajo esta música? “Nací en esta ciudad de México, tengo sangre de españoles, cubanos, gringos y mexicanos oaxaqueños. Todo empezó en mi casa; mi padre es cantante, así que toda la vida he presenciado música, ensayos, discos y bailes. Mi padre se crío sin su papá y en vez de irse hacia la salsa y sones cubanos, creo encontró esa parte negra suya en James Brown, en Lou Rawls, Aretha Franklin, en el funk, en el soul y eso era lo que escuchaba en casa desde que me acuerdo. Siempre he estado muy apegada a la música negra, siempre ha sido lo mío, nunca he tenido otras distracciones, siempre cercana sobre todo al blues, creo soy afortunada de tener una semillita de esto y explotarla, hacerla crecer”.

¿Cuándo te das cuenta que esto es lo tuyo, que te entregarías en cuerpo y alma al blues? “Desde pequeñita, de cinco o seis años grabándome a mí misma con un grabadorcita como la que traes y después, en la adolescencia empecé a cantar en bares, esto me llevó a viajar y viajar por Europa y después en nuestra República y tuve la fortuna de encontrar siempre un lugarcito donde cantar, en un barecito donde está la banda por puro gusto, pues esto del blues está difícil”.

Pero ibas ganado experiencia, haciendo tablas y perdiendo el miedo a mostrarte en público… “Siempre busqué la manera de treparme al escenario a echarme el palomazo y afortunadamente me invitaban a regresar, empecé a hacer tablas en el escenario y luego de viajar varios años regresé a la ciudad de México y dije, bueno ya llegué a mi tierra y qué voy a hacer: pues a cantar y cantar, estuve en unos proyectos que no tenían nada que ver conmigo pero que me ayudaron mucho participando en grupos que amenizan fiestas cantando hasta ocho horas, pero les di las gracias, creo eso no es para mí, probé y me di cuenta que es lo que me gusta y volví a mis principios: el blues”.

El feeling, poderosa arma
¿Qué se necesita para cantar el blues, una buena voz, mucho sentimiento o qué crees necesario? “Mira, creo que el sentimiento es lo más importante porque técnicamente no estoy muy entrenada, he tomado clases dos o tres veces, he aprendido mucho en ellas y de ahí he forjado mi propia técnica, creo que todavía me falta mucho por perfeccionar, pero cuando hay sentimiento es grandioso, y llegar a la comunión de la técnica y el sentimiento y poder ofrecerlo al público es a lo que me gustaría llegar con mi instrumento que es la voz. Porque sin feelling no hay nada”.

¿Este feelling se adquiere, se nace con él o cómo se da? “Creo que traes la semilla y después de algunas cachetadas que te da la vida, unos empujones y patadas; de la misma felicidad o el amor, vas aprendiendo, vas haciendo callo y aprendes a transmitir esas emociones en cada rola y convertirte en una intérprete”.

Subes al escenario con tu grupo y ¿qué sucede en tu interior? “Uuufff magia, electricidad, fuego y tiemblo, a veces cantó con lentes porque se me asoman las lágrimas, todo esto que me encanta, es lo que me mantiene conectada a la tierra, a los humanos, al universo; así es como me integro a la vida misma”.

La fortaleza de la maternidad
Jimena nos confía que es madre de un pequeño y que su hijo es otra emoción que la alimenta al cantar, y este canto alimenta la relación con su hijo; “porque entre mejor cantante y más realizada sea como persona, pues mejor madre puedo ser, entonces es una conjunción que me encanta disfrutar”.

¿De esta manera la música te ha ayudado en tu formación personal? “Sí claro, porque todas son relaciones humanas donde hay que trabajar con la gente que está alrededor, encontrar un equipo, hay que ser leal a la gente que te apoya, que te quiere, que trabaja contigo, entonces estas relaciones van creciendo y van mejorando, y lo que tengo que decir por medio del canto que decir espero me pueda hacer mejor persona”.

¿Quiénes son tus heroínas y héroes en el plano musical? “La primera que escuché y me acuerdo es Aretha Franklin y Diana Ross que son dos de las cantantes favoritas de mi mamá, esto cuando mi papá no escuchaba a Lou Rawls a James Brown y demás, con esas dos señoras empecé a cantar. Y bueno, Koko Taylor para mí es maravillosa al grado que me provoca lágrimas y me pone los pelos de punta; y eso es lo que busco, llegar con esa energía a la gente, que sientan como si les cayera un rayo”.

¿Qué esperas de esta carrera que suponemos no es sencilla? “Quiero que la gente de mi generación y gente aún más joven conozca el blues, en México siempre ha sido difícil, ha estado abandonado porque hay ritmos que atraen más a la juventud. Me ilusiona llegar a tener un disco con música original, no me interesa ser estrella o diva, nada de eso. Sí quiero tener la oportunidad de seguir viajando, de conocer, de cantar, de componer y ojala me de para vivir a gusto, con una vida llena de amor y satisfacciones”.

¿Se te da también la composición? “Eso espero –ríe-, ya después lo verán y a ver que tal, desde pequeña escribo y empezar a explotarlo ahora que ya tengo una banda que me ha costado mucho trabajo lograr con la ayuda de Edgar Lara, baterista que confía en mí, que me tiene mucha fe y le ha metido mucho a esta banda, hemos hecho un buen equipo y ahí vamos”.

¿Resulta difícil para una chica abrirse paso en un medio que muchos consideran machista? “La neta sí ha sido muy difícil, ha habido quien me ofrece desde toda una producción musical, pero quieren salir a platicarlo en una cena, hasta gente que, oye dale chance de un palomazo; me echo el palomazo y ya no me hablan después, así de no te conozco y ya ni me voltean a ver y maldita que te esté yendo tan bien ¿no? Así gachón. A mí me gusta cantar y siempre lo voy a hacer y no necesito que me pongan un escenario, yo en cualquier lugarcito me siento contenta para cantar, pero hay que superarse y hay que llevar las cosas siempre para arriba y alcanzar un mejor nivel. Pero hay que abrirse paso y hay que demostrarle a la gente, pero esto me ayuda a crecer y a darme cuenta que no siempre el talento es bienvenido y cuando a uno le va bien no haces felices a otras personas, como mujer sí está cabrón”.

El blues, su transición al español
¿Ahora que harán disco en español, cómo te sientes con este giro? “Es muy diferente, como cantante es otra onda y como latina la da a uno chance de expresarse un poco más y de prender más a la gente, pues no entendemos mejor con el español, habrá también una pieza en inglés y otra en portugués, a ver que tal sale, nos soy una cantante de estudio, pretendo grabar el disco en vivo, siento que el estudio me quita mucho feeling, es mucho más frío, más técnico, creo que sueno muy diferente. En cambió en vivo y con el calor de la gente agarro más onda”.

¿Cómo vislumbras el futuro del blues en español? “Creo que cada vez está más brillante, sobre todo porque ya se están aventando a hacer blues en español y porque tiene mucha más gama y alcance”.

¿Qué es lo más difícil en este paso de cantar en inglés al español? “La vocalización sobre todo, en el inglés te puedes enganchar de muchas cosas, hay muchas vocales compuestas a que suene más, que se oiga más grande. Y el español no es tan silábico, tiene más consonantes, eso es más difícil y al mismo tiempo te mucho más fuerza de interpretación”.

Eres la líder del grupo ¿es difícil esta tarea?“Es dificilísimo, sobre todo porque es mi primera banda, porque siempre debes defender los intereses de todos y después los intereses económicos y estar atenta de que la banda esté bien atendida, y que se inspire a hacer cosas originales. Y de que sirve una buena cantante sin una buena banda, una banda la puede hacer sin una buena cantante, y una solita pues no puede”.

Kosmic rain lo componen Alonso López en el bajo, Felipe Muñoz en la guitarra, Edgar Lara en la batería y Jimena en la voz.

http://es-la.facebook.com/people/Jimena-Segovia/100001584710464


HORACIO RENI, DE VENDEDOR DE PASTELES A BLUESMAN

Texto y fotos Arturo Olvera Hdez.

Horacio Reni tiene asegurado ya un lugar especial en la historia del blues mexicano como guitarrista y armonicista que extrae notas punzantes cuando toca alguno o ambos instrumentos. De los pocos que entona las letras de las rolas con una excelente dicción, fraseo y voz rasposa como de labriego algodonero.

El músico interrumpe una sesión de prueba en el Club Hobos de la Ciudad de México donde alterna con otros músicos. Reni se distingue porque no posee un grupo fijo de ejecutantes sino constantemente cambia de compañeros, aunque procura elegirlos de buen nivel.

No me atrevo a decir que es un virtuoso, pero sí un músico con toda la barba que disfruta y cultiva el blues, pues lo siente y lo transmite mientras lo interpreta, estas son algunas de las recompensas que da la práctica añeja y la pasión por el género.

Mi primer armónica
Horacio es nativo del barrio de Mixcoac, en el Distrito Federal, nació en 1942 y recuerda que su papá fue un incorregible jugador de baraja, además de escribir y pintar en acuarela, es decir un artista mundano como cualquier otro. “De repente tuvo su lana (dinero) y compró una casa en la colonia Florida, y vivimos dos o tres años ahí, pero también de un momento a otro perdió esa casa en una jugada y nos llevó a vivir al edificio Condesa, en la colonia del mismo nombre, y ahí viví mi infancia. Había una planta baja, con un balcón donde nos ponía mi mamá como changuitos y ahí estábamos pajareando (observando), había un parque y conocí mi primer romance como a los 12 años”.

Se sumerge en sus recuerdos y señala que como a los 16 años, unos amigos de sus hermanas, comentaron que en avenida Chapultepec había un tipo que vendía electrodomésticos y que también tenía buenos discos de blues, esa fue la primera vez que escuchó esta palabra, pues esos chavos traían discos de Estados Unidos. “Pero mi primer contacto con la armónica fue cuando le robé a uno de mis tíos que tenía unas ocho, me topé con ellas y me llevé una al cantón (casa), me iba a mi cama y ahí le estaba dando, aunque a la siguiente mañana amanecía con ampollas, pero me gustaba la armónica y salía a las calles a tocar, y así empecé tocando algunas rancheritas. Pero mi contacto con el blues fue hasta que conocí a Javier Bátiz en un café llamado el Harlem en Churubusco y avenida Coyoacán, cuando vendía pasteles que mi mamá hacía, pues papá ya había muerto. Me acerqué al lugar que era chico pero muy agradable, con muchas chavas y buena música, tocaban entre otros Bátiz y escuché rolas de Ray Charles, que era otro sonido aparte de lo que acostumbraba oír, y cuando escuché a Bátiz palpé otra dimensión.

“Seguí vendiendo mis pasteles y escuchando a Bátiz, quien se hizo mi cuate sin proponérmelo pues me lo encontraba en otros cafés donde vendía mis pasteles, llevaba mi lira y comencé a sacar sus rolas”.

¿Qué te impactó de Bátiz? “Todo, su voz, su modo de tocar la lira, era amable y alegré, siempre se portó acá conmigo, y un día me llamó y me dijo que el dueño le encargó me dijera si quería tocar con él, y le dije papas y me empezaron a enseñar algo de blues y acompañarlos, tocando rocanrolitos y hasta me pagaban unos 180 varos (pesos)”.

De Nueva York a Chicago
Reni dentro de sus correrías llegó a tocar en el bar de Buddy Guy en Chicago, antes había estado como ilegal en Nueva York buscando donde mostrarse como músico, cuenta que “en Nueva York no me fue muy bien y de ahí le llamé a Willie Dixon, le expliqué que andaba con broncas y me ofreció llegar a su cantón. Una vez en Chicago trabé amistad con Bombay Carter, quien iba a la casa de Sunnyland Slim, donde yo me estaba quedando, y me dijo que estaban poniendo una obra de teatro con música y andábamos de un lado a otro y llegamos al Theresa’s donde estaba Junior Wells, quien me recibió poca madre y me eché una paloma (jam) y me dijo, cantas como un negro. Nos tomamos unas chelitas (cervezas) y ahí llegó Carl Johns, dueño de una disquera y me comentó que tenía una canción que hablaba de México, porque había tenido una chava mexicana de la que estaba muy enamorado y me pidió que la cantáramos; él cantaría una parte en inglés, y yo otra parte en español, y la grabamos allá, la rolita (canción) se llamó Blues go to Mexico”.

El sexo y el blues
Para Horacio es esencial contar con vivencias amorosas y sexuales, para saber abordar el blues con auténtico sabor y pasión negroide. “Que una chava te lleve de la mano y te diga ¿jugamos a las canicas? Ya sabes… jajaja y no te queda otra más que ganarle”.

A la vez mencionó su respeto y admiración por Javier Bátiz, con quien tiene infinidad de anécdotas. “Me quedaba en su cantón con varios compas, fumábamos mota y nos poníamos hasta la madre, pero todo en buena onda, todo muy sano, con varios cuates de Tijuana, todos ellos muy interesantes”.

¿Qué le falta por hacer en estos terrenos del blues a Horacio? “El gusto por tocar el blues es inacabable, como ahora que escuchaste algo digno, porque anteriormente estaba un guitarrista que se salía de lo que yo quiero, en volumen y con sonidos muy raros y no lo disfruté tanto como ahora que me acompañó Isidoro de oro (Negrete), a quien me dio gusto ver”.

Es hora de la presentación de Horacio en el Club, la gente ya lo espera. Se despide y toma con delicadeza su guitarra y se ririge al estrado donde una vez más prodigará su blues.

http://www.myspace.com/horaciorenibluesband

Bipartición: culmina Palabra de blues; nacen Cultura blues y Revista Amblues

Por Arturo Olvera Hdez.

Todo lo que empieza termina luego de un proceso de desarrollo y auge, hay proceso largos y otros cortos. En el caso de la revista virtual Palabra de blues que emergió de la iniciativa del inquieto José Luis García Fernández hacia el seno de la Asociación Mexicana de Blues (AMBLUES), fue un proyecto noble en el que participaron músicos, periodistas, aficionados y promotores, que aspiraban a darle difusión a la cultura del blues en México. La publicación había llegado ya al número 24 ininterrumpidamente, los comentarios eran favorables y todo parecía augurar larga vida al proyecto.
En buena medida logró su cometido, pero su abrupto final impidió lograr otros objetivos. Dicen que no hay mal que por bien no venga, y ojala sea certero el refrán porque ante esta disyuntiva, en un tiempo récord de unas cuantas semanas, apareció, Cultura blues la revista electrónica, llevando en portada a Robert Cry, número cero del mes de mayo, bajo la dirección de José Luis García.
A los pocos días, en la página de la Asociación apareció Revista Amblues el sentimiento del blues en palabras, que guía un consejo editorial de cinco personas, y cuyo lema es “una revista electrónica, por el momento, que busca difundir el pensar, hacer y sentir que todos aquellos que vivos o muertos ya, alimentan este blues”.
En ambas ediciones electrónicas se abordan por medio de artículos, notas, crónicas, entrevistas y reportajes, el acontecer en torno al ámbito blusero en México y otros países que generen información relativa al género, aunque se enarbola en sus portadas a las figuras y leyendas afroamericanas que dieron origen al blues o han continuado con su tradición.
Las propuestas de estas dos publicaciones son promisorias, esperando que cuajen y se consoliden en el gusto de los interesados en esto que lleva por nombre blues. Ambos proyectos son interesantes y ante la competencia, seguramente el ganador será el lector, quien además se encargará de impulsar dichos esfuerzos editoriales.

ambluesrevista@hotmail.com

http://www.amblues.org.mx/REVISTA%20AMBLUES%20No%200%20MAYO%202011.pdf

 

 

Muchos conocen su nombre gracias a su participación en la Radio bemba, con Manu Chao, pero Julio Lobos, antes de todo, es Gaïa Stalla, grupo que pertenece a lo que se llama el « Barcelona Sound », y que se particulariza de los otros grupos por su música, sus letras, en breve su sonido.  Pero su proyecto mas interesante para nosotros es la BANDA LONE RHINO: Nuevo Disco cantado en castellano”De Norte a Sur”.

  

), a Cerdan

LONE RHINO CLUB

01: En breve (3’43) (J. Lobos / R. Gómez)

02: Buscando a mi chica (2’31) (J. Lobos / R. Gómez)

03: Blues de la playa (3’08) (J. Lobos / R. Gómez)

04: Eh la bas (5’39) (tradicional)

05: Fuera de la ley (4’12) (X. Balaguer / J. Lobos – R. Vilardell)

06: De norte a sur (4’02) (J. Lobos / R. Gómez)

07: Los 3 pies al gato (6’06) (J. Lobos)

08: Bloqueo por el papeleo (3’25) (J. Lobos / R. Gómez)

09: Quién canta aquí? (6’21) (J. Lobos)

10: Blues de la espera (4’54) (J. Lobos / R. Vilardell – J. Lobos)

11: Negrito bailarín (3’10) (F. Gabilondo Soler)

12: Me vuelve loco (2’48) (X. Balaguer / J. Lobos)

Julio Lobos, voz, piano, piano eléctrico, organo, armónica, arpa de boca, acordeón, kazoo, percusión, coros. Batería en 01 (der.). Robert Gómez, guitarra, coros, palmas. Josep Martí “Pasto”, bajo. Reginald Vilardell, batería, washboard, percusión, coros.

Invitados: Dani Pérez, saxo en 05 y 12. Roger Benet, saxo barítono en 05. Lucía Lorenzo, clarinete en 11. Jordi Prats, Jordi Blanch y Lluís Vallès, saxos alto, tenor y barítono en 11. SalvadorVeciana, violín en 04 y 11. Esther Garrido y Salvador Veciana, coros en 04. Cadín Aukán Leucopan Andrés Contreras,maullidos en 07. El público de La Traviesa, Llinars del Vallès y Benicàssim, coros en 05.

Grabación y masterización, Julio Lobos y Robert Gómez. Edición, mezclas y producción artística, Julio Lobos. Sesiones realizadas en Rhino Music Studio, Altafulla 2010-2011. Todos los temas registrados y bajo una licencia de Creative Commons (excepto temas 04 y 11). Producción ejecutiva, Lone Rhino Club.

Diseño gráfico: Sophie Guët. Fotos, Guy Le Texier y Agustín Bertol.

Agradecimientos a Jota Pardo, Michel Delonin y Marta, Tota (ese micro de armónica), Agustí Martí Estrada (esa acústica), The Walking Stick Man (por ver claro y aconsejar lo que ya es realidad), Agustí Mas (por mover ficha), a Cerdanyola del Vallès, lugar de nacimiento del L. R. C. A l@s que apoyan la Música en directo .

BIOGRAFIA DE LONE RHINO: Grupo formado por Julio Lobos en Barcelona en 1987, que recrea con gran fuerza y pasión clásicos del Rhythm & Blues como Muddy Waters, Ray Charles, Willie Dixon, Elmore James, Cab Calloway, Howling Wolf, B.B.King, Chuck berry, John Mayall, Tom Waits, etc. Durante los noventa fué grupo asiduo de la gran mayoría de salas i festivales del circuito de blues de Catalunya. En 2006 se consolida la actual y definitiva formación y a comienzos del 2009 graban en el local de ensayo y en poco más de 10 horas, 8 temas más un bonus de 2 clásicos grabados en directo y se autoproducen un cd que en seguida tiene muy buenas críticas y aceptación en el ámbito bluesístico de la ciudad. En 2010 la banda acaba de registrar su segundo trabajo “Travi Blues Sessions”, grabado íntegramente en la sala La Traviesa de Torredembarra, con Tota, Martín J. Merino, Little Jordi, Jordi Prats, Jordi Blanch y Lluís Vallés como invitados especiales. Después de dar dos grandes conciertos en los festivales Blues de Cazorla 2009 y Festival de Jazz de Terrassa 2010, este año “el club del rinoceronte solitario” vuelve a tocar en la sala Jamboree, Savoy y en los festivales de Blues internacionales de Cerdanyola, Cahors, des deux Rivières (Belle-isle-en-terre) aparte de varios conciertos por España y Francia, confirmando así su gran momento de forma por donde se presenta. Para 2011 el Lone Rhino Club grabará su tercer trabajo, esta vez con material propio.

 

A lo largo de estas 2 décadas han participado infinidad de músicos amigos, como:
Xavi“Bubu”Prats, David Soler, Ramón Santiveri, Jaco Abel, Emili Baleriola, Carlos Shelly y Vins Martínez, guitarra. Joan Llinares, Enric “Nota” Parès, Jordi Golmayo, Roberto Olori, Roger Guardia, Marc Ruiz, Joaquín Lumbreras, Agustí Palá, Pere Foved y Jordi Ortiz, batería. Jacint Bonell, Steve D’Swardt, JJ Mas, Manolo Germán, Josep Mª Merchán, Manel Vega y Joey Wierzoreck, bajo.

 

Hola Julio entrevista de Paco San Juan , para Blog  Historias del Blues Español . 
 
Aunque seas un artista muy ecléctico , define en qué escala de valores de tu creación artística tienes al blues?
 
De lo primero que escuché y me llegó hondo, fue Ray Charles, mi abuela me dio dinero para comprarme un vinilo doble de grandes éxitos, el cual todavía tengo y re escucho infinidad de veces. Posteriormente conseguí discos de los Rolling Stones (su versión de Manish boy me flasheó, fue la primera que escuché de esa canción, antes que la de Muddy Waters). A partir del blues he ido desarrollando mi carrera musical. 
 
Cuando me hablaron de ti , me hablaban de  escena blues undreground , la escena blues lo es o esta saliendo a competir con el jazz?
 
Creo que el blues no puede competir con el jazz porque ambos se desarrollan en muy diferentes ámbitos. El blues está muchísimo menos institucionalizado, por decir nada, al menos en España…también creo que el público del blues está más cercano al resto de estilos de la música afroamericana. El jazz, aún siendo un “hijo” del blues, creo que es mucho más intelectual, a veces clasista. Me encanta el jazz, pero sólo para escucharlo.
 
Quizá llaman undergorund, a haber tocado en muchos garitos , muchas veces durante muchos años …….personalmente pienso que eso beneficia no perjudica?
 
 Tocar en muchos garitos durante muchos años te curte mucho. A mí al menos me ha servido para desarrollar mi interpretación y creación musical. En mi caso ha sido muy positivo.
 
Estar en contacto con tantos musicos y en tantos estilos , te  enriquece, haciendo mencion a tu apellido como viejo lobo del blues? como ves la escena de nuevos bluesmens en Cataluña hay cantera……hay propuestas originales…..hay nuevas promesas……se esta trabajando bien este aspecto?
 
 Esto lo voy comentando mucho últimamente con mis colegas del género, hay una muy buena cantera y sobre todo promesas que ya son grandes realidades en el panorama bluesístico. Desde Lluís Coloma, que lo recuerdo hace 15 años cuando entró en el taller de Musics a dar clases de blues después de los 3 años que yo estuve dando…ahora es un gran maestro internacional del boggie woogie. Los hermanos Puertas son sencillamente geniales. A Contra blues es una gran banda de blues ecléctico, grandes músic@s. David Giorcelli, etc. etc. En las jam sessions del Rocksound que coordinan Tota Blues se puede ver un gran nivel en los jóvenes que salen a tocar, esa es la savia nueva.
 
Definete musicalmente hablando,  donde te gustaria llegar en el blues?
 
De momento acabo de grabar el tercer disco del Lone Rhino Club, esta vez con material propio. Estoy muy contento por el resultado. El futuro será lo que será, prefiero vivir y disfrutar el presente. 
 
Consideras un reto importante cantar en castellano en Catalunya? o piensas como yo que las cosas hay que hacerlas de manera natural?
 
 Yo canto en castellano porque tanto mi familia paterna como materna son castellano parlantes. Para mí no es ningún reto, me sale totalmente natural. Ya a principios de los años ochenta comencé a cantar canciones propias en castellano. Por otra parte, sería lógico que si fuera catalán, habría muchas probabilidades de que mi música la cantara en catalán…o no…
 
 
A veces parece que hay una barrera de cara al BLUES made in Catalunya , se toca poco fuera….. , lo que se debe….. , se deberia hacer algo para tocar mas?
 
 Eso me parece a mí también. No sé porqué será…Nos gustaría poder tocar en todo el estado español, sobre todo al tener nuestras canciones en castellano. Tiempo al tiempo…
 
Artistas como Txus y Jose o Predicador lo vienen haciendo habitualmente , te hemos ganado para la causa, estas convencido de que el futuro del blues pasa por los 400 millones de hispanohablantes?
 
 Con Paco Ramírez tuve el placer de compartir muchas veces el escenario en La Negra, incluso tuve la suerte de poder producirles el disco que grabaron, allá porel año 91. Nos lo pasábamos en grande con La Negra, grandes pioneros en el género en castellano. Y mercado hay, tenemos a toda América Latina esperando!
 
La mayoria de los artistas , hacen el guiño de cantar en castellá/catalan para , caer mejor al respetable publico? Es un gesto involuntario o una amable adaptacion?
 
 No lo sé. Lo que sé es que cada un@ es libre de cantar en el idioma que le plazca, sea castellano o lituano. Y creo que no ha de haber barreras a la hora de mover tu material, sobre todo propio. Recuerdo los 5 años que estuve con Sopa de Cabra, banda catalana básica en la historia del rock catalán. El día que decidieron grabar un disco en castellano, los fundamentalistas se les tiraron al cuello durante bastante tiempo. Y en esa época dimos un concierto en Madrid teloneando a Red Hot Chili Peppers y nos cayó de todo, por catalanes…no se entiende… 
 
Cuando compones blues , piensas en castellá/catalan o adaptas versiones de ingles y reciclas toda la info mentalmente? Pregunta que puedes cambiar por como compones blues?
 
 Pienso en castellano porque soy castellano parlante, como te he dicho antes. Pero depende de la situación. Algunas canciones las he comenzado por la letra, en cambio otras en base a un riff o groove concreto. 
 
Para mi personalmente no supuso ninguna sorpresa vuestro rotundo exito en Bluescazorla y creo que debeis volver , como definirias la experiencia de Bluecazorla?
 
 Para todos fue inolvidable. Ya la noche anterior a nuestro estreno, tocamos en la jam de la plaza de toros y hubo un Manish boy que tocamos el Lone Rhino Club al completo junto a Raimundo Amador, The Walking Stick Man, Johnny Pérez y Joan Pau Camellas. Fue sencillamente brutal. El que Raimundo me dijera después de tocarlo: “Ole”, ya es botón de muestra. Al día siguiente nuestro concierto fue muy caluroso pero nos salió muy correcto y cañero.
 
Muchos artistas me definen el reto de Bluescazorla como una “supermotivacion extra” tu que has estado en tantos paises y eventos de diferentes estilos, como lo definirias?
 
 Cazorla tiene esa magia andaluza que no existe en ningún otro lado del mundo. Y el estar en un lugar donde sólo se respira blues en todos lados durante todo el día es maravilloso!
 
Vuestro ultimo trabajo con LONE RHINO CLUB es en castellano, les seguiran otros ?  combinareis con versiones adaptadas?
 
Yo al menos estoy en esa dirección. También tenemos la posibilidad de grabar alguna versión en otro idioma (de hecho, en este último hacemos un tema en francés). Nuestro actual repertorio en directo lo vamos combinando con alguna versión clásica, siempre apetece. 
 
Tu que eres una gran amante del  estilo R&B y para mi personalmente una voz e instrumentista de piano privilegiado, cuales son tus idolos del genero?
 
 Ray Charles, Muddy Waters, Elmore James, The Howlin’ Wolf, Pinetop Perkins, Albert Collins, Willie Mabon, George Noble, Memphis Slim, Mississipi Fred Mc Dowell, John Lee Hooker…
 
Piano , acordeon , armonica , son expresiones de teclados………que significado das a ser lider de una banda tocando el piano , limita algo en escena , intentas contrarrestarlo, te gusta bailar , enredar en escena , usar instrumentos y artilugios extraños ?
 
La verdad es que cuando estuve 9 meses sin poder tocar el piano debido a una tendinitis y los conciertos los dábamos con David Giorcelli…me lo pasé en grande! Me encanta darme paseos por el escenario y soltarme, como creo que debe ser la labor de un cantante. El tener delante el teclado y el acordeón me puede limitar la interpretación y el “frikismo”, pero tengo mi megáfono siempre a mi lado e igualmente lo das todo con tu instrumento. 
 
Eres de los que piensas en el blues como medio para transmitir un mensaje de compromiso social , agitacion social , recordemos sus origenes?
 
 Creo que en cualquier estilo, el artista está en la obligación de “despertar” a su audiencia, o al menos intentarlo. El cantar al amor está muy bien, pero creo que se han de mover los hígados y sobre todo el intelecto al público. Y el panorama social, la verdad es que nos lo está poniendo “a huevo” para poder hacerlo.
 
Que estilo te gusta mas desarrollar en los show y estas mas comodo, R&B , Chicago , Boogie……… consideras el timing del show importante? un cóctel de todos ?
 
 Creo que el timing es muy importante. No puedes estar tocando ya ni 2 bluses seguidos, de 6 minutos cada uno. Opino que has de jugar con la dinámica e ir subiendo poco a poco, pero después de un comienzo fulgurante, eso sí. 
 
Dame tu banda ideal de acompañamiento , muertos o vivos , no vale Lone Rhino ( que son una super banda) , con quien te hubiera gustado tocar , cantar Blues?
 
 La verdad es que no se me ocurre esa banda. Con los años aprendes a tener los piés en la tierra y te vas acomodando al día a día, y en cualquier momento surge la chispa para vibrar con cualquier formación que esté en ese momento “conectada”.
 
Es el blues donde te sientes mas comodo contigo mismo , o que estilo musical de llena plenamente , has caido en la tentacion del mestizaje-blues o sabes que cada cosa debe estar en su sitio ?

 De momento cuerpo y espíritu no me piden mestizajes en el blues. Eso no significa que toque un tema New Orleáns, un Chicago o un Rock & Roll, pero pienso que esas son ramas del mismo árbol.
 
Participarias en un proyecto de blues en castellano con Predicador Ramirez , creo que os une una buena amistad , para mi Paco tiene uno de los mejores sonidos de strato que he escuchado a nivel nacional  ?
 Me encantaría, Paco es un gran músico de blues, aparte de ser un buen tipo.
 
Te imaginas  a Manu Chao haciendo Blues , le tirarias el guante………?
 
Una vez, conversando le comenté algo sobre el Manish boy, y me dijo que ese tema es muy difícil de cantar. Al cabo de unos años, un día, esperando un avión, le puse el vídeo del Manish boy que canté de invitado de The Walking Stick Man en La Traviesa. Creo que flipó…
 
Muchas gracias Julio por haber tenido la paciencia de contestar a esa entrevista.
 
Gracias a ti, Paco, espero vernos en Cazorla un año de estos. Salud! 

http://www.gaiastalla.com/juliolobos/discos.htm

http://www.myspace.com/lonerhinoclub

http://www.youtube.com/watch?v=tpMvpSmOhws

http://www.youtube.com/watch?v=HPvrz4Rs0uA&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=UXq3bSn-1YE&feature=related